DEGENERACIÓN MACULAR

DMAE

QUÉ ES LA MÁCULA

Y QUÉ FUNCIÓN CUMPLE

La mácula es la parte más importante de la retina, ya que es la encargada de proporcionar una buena visión central a nuestro cerebro. La parte más importante, formada casi exclusivamente por unas células llamadas conos, es la fóvea.

Esta hendidura localizada en la retina es la encargada de proporcionar una gran agudeza visual. La patología más conocida asociada a esta parte de la retina se llama DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad).

La DMAE es una enfermedad degenerativa e indolora que afecta directamente a la mácula cuya principal consecuencia es la pérdida de visión central.

Tecnología

Contamos con los mayores avances tecnológicos especialmente desarrollados para la medicina oftalmológica.

Experiencia

Nuestros médicos son profesionales ampliamente cualificados y reconocidos por su basta experiencia en el ámbito.

Seriedad

Sabemos que la visión no es un tema menor y por eso, nuestros clientes son nuestra prioridad en todos los sentidos.

Tratamientos

DMAE

Existen dos tipos de degeneración macular:

Seca o atrófica

Se produce debido al deterioro de las células de la parte central de la retina y su principal consecuencia es la pérdida de visión central de forma lenta y progresiva.

Los principales síntomas de alarma son la visión central borrosa (dificultad para reconocer las caras de las personas) y la aparición de unos depósitos amarillos en la retina llamados drusas. Este tipo de DMAE generalmente afecta a personas mayores de 60 años.

Los efectos de la DMAE seca pueden ralentizarse en fases iniciales, pero no detenerse, a través de la ingesta de complejos antioxidantes.

Húmeda o exudativa

Se produce debido al crecimiento anormal de vasos sanguíneos bajo la retina. Estos vasos tienden a romperse, acumulando líquido y sangre bajo la mácula. Esta acumulación levanta la mácula afectando la visión central. La DMAE húmeda afecta de forma más rápida a la visión central que la DMAE seca.

El único tratamiento existente para mitigar los efectos de la DMAE húmeda son las inyecciones intravítreas antiangiogénicas. Estas inyecciones se pueden administrar en consulta o en quirófano, manteniendo siempre unas condiciones suficientes de asepsia. Los resultados suelen ser satisfactorios si, sobre todo, se administran en fases iniciales de la enfermedad.

Actualmente, las dos formas de DMAE no tienen cura, siendo el control de la enfermedad y la prevención los únicos tratamientos existentes.