DIABETES

Tratamientos

Que es

la Diabetes

La diabetes es un desorden del metabolismo, donde el páncreas no produce o produce poca insulina (TIPO I) o también puede suceder por que las células del organismo no responden a la insulina producida (TIPO II).

La insulina es una hormona segregada por el páncreas, una glándula grande que se encuentra detrás del estómago.

Lo más importante para el tratamiento de la diabetes, es el control de la glucosa en sangre, mediante insulina, fármacos o dieta.

Tecnología

Contamos con los mayores avances tecnológicos especialmente desarrollados para la medicina oftalmológica.

Experiencia

Nuestros médicos son profesionales ampliamente cualificados y reconocidos por su basta experiencia en el ámbito.

Seriedad

Sabemos que la visión no es un tema menor y por eso, nuestros clientes son nuestra prioridad en todos los sentidos.

Tipos

de

diabetes

Hay dos tipos principales de diabetes

Diabetes tipo I

dependiente de la insulina. También llamada diabetes juvenil, porque normalmente aparece durante la infancia (aunque también puede ocurrir en adultos). Como el cuerpo no produce insulina, personas con diabetes del tipo I deben inyectarse insulina para disminuir los niveles de glucosa en sangre. Menos del 15% de los afectados por la diabetes padecen el tipo I.

Diabetes tipo II

La diabetes tipo II suele desarrollarse en adultos. El cuerpo sí produce insulina, pero no la suficiente, o no puede aprovechar la que produce. Suele desarrollarse en personas a partir de los cuarenta años de edad.

oftalmólogo madrid

RETINOPATÍA DIABÉTICA

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes, y una de las principales causas de ceguera. Se produce cuando la diabetes altera los vasos sanguíneos de la retina, disminuyendo la visión.

Al principio, el paciente no notará ningún cambio en su visión; pero con el tiempo la retinopatía diabética puede empeorar y causar una pérdida en la visión. Generalmente, la retinopatía diabética afecta ambos ojos.

La retinopatía diabética tiene cuatro etapas:

1. Retinopatía no proliferativa ligera

Es la etapa más temprana de la enfermedad en la que aparecen los microaneurismas. Estas son pequeñas áreas de inflamación en los pequeños vasos sanguíneos de la retina.

2. Retinopatía no proliferativa moderada

Según avanza la enfermedad, aumenta la permeabilidad de los capilares de la retina. La consecuencia es la salida de líquidos del interior de los vasos y la formación de depósitos en la retina que se llaman exudados.

3. Retinopatía no proliferativa severa

En esta etapa, se obstruyen muchos capilares y arteriolas de la retina. La obstrucción de los vasos produce falta de oxigeno a las células encargadas de la recepción de los estímulos luminosos, los conos y los bastones.

4. Retinopatía proliferativa

En esta etapa avanzada, existe proliferación de nuevos vasos y tejido fibroso. El organismo trata de compensar la deficiencia de oxigeno formando nuevos vasos sanguíneos, pero estos vasos nuevos son frágiles, se rompen fácilmente y conducen a nuevas complicaciones. Para el diagnóstico y seguimiento de la retinopatía diabética es necesario realizar una exploración de fondo de ojo, una retinografía y una angiografía fluoresceínica.