HIPERTENSIÓN OCULAR Y GLAUCOMA

Tratamientos Oftalmológicos

DIFERENCIAS

ENTRE AMBOS

CONCEPTOS

La hipertensión ocular sucede cuando la presión intraocular (PIO) es más alta de lo normal. Se consideran valores normales todas aquellas PIO que oscilen entre los 11 y los 21 milímetros de mercurio (mmHg).

Por otra parte, el Glaucoma es una patología neurodegenerativa, caracterizada por la pérdida progresiva de fibras del nervio óptico y el consiguiente daño al mismo. El principal factor de riesgo a la hora de desarrollar glaucoma es la hipertensión ocular, aunque también hay factores de riesgo muy importantes, como por ejemplo la edad.

El glaucoma provoca una pérdida de campo visual (visión periférica) progresiva que, posteriormente, afecta a la visión central. Uno de los principales riesgos del glaucoma es que es una enfermedad asintomática, ya que no comienza a manifestarse hasta estadios muy avanzados. Es la principal causa de ceguera no reversible en el mundo.

Tecnología

Contamos con los mayores avances tecnológicos especialmente desarrollados para la medicina oftalmológica.

Experiencia

Nuestros médicos son profesionales ampliamente cualificados y reconocidos por su basta experiencia en el ámbito.

Seriedad

Sabemos que la visión no es un tema menor y por eso, nuestros clientes son nuestra prioridad en todos los sentidos.

GLAUCOMA: ¿QUÉ ES, TIPOS Y CAUSAS?

Existen diferentes tipos de glaucoma, así como diferentes causas que lo provocan, siendo la principal la hipertensión ocular, y seguida por otras como la edad (a partir de los 60 años las posibilidades de desarrollar glaucoma aumentan de manera muy significativa) o la genética.

En cuanto a la clasificación por origen de esta patología encontramos tres tipos principales:
  • Según el momento de la aparición: según este criterio distinguimos entre glaucoma congénito (desarrollado en bebés y niños pequeños, y, frecuentemente de origen genético), glaucoma juvenil, desarrollado entre los 10 y los 35 años principalmente, y el glaucoma adulto.
  • Según el origen lo podemos clasificar como glaucoma primario, que es aquél que no tiene una enfermedad que lo cause, y glaucoma secundario , que es aquél en el que si que encontramos patologías previas, como pueden ser el glaucoma pseudoexfoliativo, glaucoma neovascular, etc.
  • Según la amplitud del ángulo iridocorneal (ángulo que describe la raíz del iris y la córnea) encontramos el glaucoma de ángulo abierto, que representa más del 90% de los casos y es provocado por la obstrucción lenta de los canales de drenaje y la consecuente subida de presión intraocular. Esta patología se desarrolla de manera prácticamente asintomática y lenta.

Por otro lado encontramos el glaucoma de ángulo cerrado, que se caracteriza por ser menos frecuente, pero de un desarrollo mucho más rápido y notorio. Requiere atención médica inmediata.

¿CÓMO SE TRATA?

Dado que una vez que el glaucoma haya dañado el nervio óptico no hay posibilidad de reparar el daño causado y la pérdida de visión del paciente, un tratamiento precoz y acertado de esta patología es fundamental, tanto para prevenir como tratar el glaucoma.

En los casos más leves el tratamiento puede ser médico, mediante la utilización de colirios hipotensores. También existe la posibilidad de tratar el glaucoma mediante el láser YAG, con el que se crean pequeñas perforaciones en el iris que ayudan a liberar presión intraocular. Este tratamiento se hace de manera ambulante y no requiere hospitalización.

Sin embargo, cuando no es suficiente con ninguno de los tratamientos anteriores se ha de recurrir a la cirugía de glaucoma, la trabeculectomía, que consiste en realizar una vía de salida del humor acuoso (fluido que hay dentro del ojo) desde la cámara anterior hasta el espacio subconjuntival, liberando así gran parte de la presión intraocular.

En la Clínica Oftalmológica Martínez de Carneros somos conscientes de la importancia de un correcto abordaje tanto médico como quirúrgico del glaucoma, es por eso que contamos con un departamento altamente especializado dedicado a la prevención y el tratamiento de esta patología.