MIOPÍA, HIPERMETROPÍA Y ASTIGMATISMO

CIRUGÍA REFRACTIVA

Que es

la cirugía

refractiva

La cirugía refractiva comprende una gran variedad de procedimientos dirigidos a cambiar la refracción del ojo mediante técnicas tales como la modificación de córnea y/o cristalino, la modificación de la asfericidad de la córnea o la implantación de lentes fáquicas. Los defectos de refracción corregidos por estos procedimientos son: la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y presbicia.

DEFECTOS REFRACTIVOS

La miopía, hipermetropía y astigmatismo son lo que conocemos como defectos visuales y refractivos, la persona que los padece tendrá dificultades para ver en las diferentes distancias, además de poder ver los objetos desenfocados o alterados.

Tecnología

Contamos con los mayores avances tecnológicos especialmente desarrollados para la medicina oftalmológica.

Experiencia

Nuestros médicos son profesionales ampliamente cualificados y reconocidos por su basta experiencia en el ámbito.

Seriedad

Sabemos que la visión no es un tema menor y por eso, nuestros clientes son nuestra prioridad en todos los sentidos.

Tipos de

defectos Visuales

1. MIOPÍA

Es un defecto visual que provoca que quien lo padece no consigue una buena visión de lejos. Esto ocurre, normalmente, porque el tamaño del globo ocular es más grande de lo normal, con lo que la imagen se proyecta antes de llegar a la retina. Esto provoca que, según la distancia a la que estén los objetos, estos se puedan ver borrosos o desenfocados.

Es un defecto visual muy común. Alrededor de un 25 % de la población lo padece. Normalmente se desarrolla entre los 8 y los 12 años, y suele aumentar progresivamente (debido a que el globo ocular sigue aumentando de tamaño) hasta que se estabiliza, con aproximadamente 20 años. Este defecto se puede tratar tanto con el uso de gafas y lentillas como de manera quirúrgica, para poder prescindir del uso gafas y lentillas.

En la Clínica Oftalmológica Martínez de Carneros contamos con departamentos especializados en la corrección de estos defectos visuales mediante microcirugía de la miopía, siendo los tratamientos más comunes el tratamiento 100 % LÁSER o la Implantación de lentes ICL, dependiendo de las necesidades de cada paciente.

2. HIPERMETROPÍA

La Hipermetropía es un defecto visual por el cual la persona afectada no ve bien de cerca. En la mayoría de los casos la hipermetropía aparece debido a que el globo ocular es de un tamaño menor que el normal, con lo que la imagen se proyecta en un punto posterior a la retina.

La hipermetropía afecta a entre un 10 y un 15 % de la población. Se desarrolla durante la infancia y muchas veces genera estrabismo, ya que al intentar compensar el enfoque muchas veces el músculo que controla el globo ocular no funciona de manera correcta. A diferencia de otros defectos visuales, los pacientes hipermétropes, pueden compensar el enfoque mediante un esfuerzo visual , que normalmente genera fatiga visual debido al esfuerzo. A partir de aproximadamente los 40 años la compensación del enfoque es más complicada, por lo que el defecto suele empeorar.

Como la miopía, la hipermetropía se puede tratar tanto con gafas y lentillas como con cirugía refractiva, tanto láser como mediante implantación de lentes ICL, según las necesidades de cada paciente.

3. ASTIGMATISMO

El astigmatismo es un defecto que se produce normalmente en la córnea, y provoca que el paciente no vea bien ni de lejos ni de cerca, además de, en ocasiones, ver distorsionadas las imágenes.

Este defecto se caracteriza por la forma no común de la córnea:

Mientras una córnea normal tiene forma esférica, las córneas con astigmatismo presentan una forma más ovalada. Esto provoca que las imágenes se proyecten en diferentes puntos de la retina.

Es un defecto que padece más de un 55 % de la población, y puede ir asociado tanto a miopía como a hipermetropía.

Dado que la forma de la córnea no suele modificarse con el crecimiento, el astigmatismo se suele presentar desde el nacimiento. Como la hipermetropía, se puede compensar enfocando el cristalino, lo que normalmente produce fatiga visual y dolores de cabeza.

Se puede corregir mediante el uso de gafas o lentes de contacto, así como cirugía láser e implantación de lentes ICL Tóricas.

oftalmólogo madrid