Qué es la angiografía ocular

Angiografía, ¿qué es y para que sirve?

Con una angiografía ocular es posible diagnosticar y hacer un seguimiento de diferentes patologías relacionadas con la retina.

¿Qué es una angiografía ocular y para qué sirve?

La angiografía ocular es una prueba que se hace para estudiar el flujo sanguíneo en la retina y la coroides, es decir, de las capas histológicas del fondo de ojo. Se realizará con la ayuda de una cámara especial que permite visualizar a tiempo real el paso del contraste por la totalidad de los sistemas vasculares, con ayuda del angiografo. De este modo, se puede diagnosticar y hacer el seguimiento de diversas patologías del segmento posterior.

Tipos:

Normalmente se utilizan dos tipos de contrastes, fluoresceína sódica (AGF) o con verde de indocianina (AVI). Estos contrastes tienes diferentes usos y propiedades, por lo que dependiendo de la capa que queramos analizar se empleará uno u otro.

  • Fluoresceina sódica (AGF): mediante esta técnica se examinan los vasos sanguíneos de la retina, se estudia la circulación que hay en ésta.
  • Verde de indocianina (AVI): mediante esta técnica se examinan los vasos profundos de la capa coroidea.

Angiografia digital

¿Qué enfermedades oculares detecta la angiografía de fluoresceina?

Se emplearan esta técnica para encontrar, diagnosticar y examinar en mayor profundidad las siguientes patologías.

    • Degeneración macular asociada a la edad, DMAE seca o húmeda. Es una enfermedad ocular degenerativa que empeora la visión central y de los detalles, tanto de cerca como de lejos.
    • Patologías que presentan oclusiones vasculares de la retina, así como trombosis venosa o trombosis arteriales, ORVR u OVCR.
    • Pliegues de la mácula causados por una acumulación de líquido debajo de la retina, conocido como pucker macular.
    • Edema macular, inflamación de la retina que distorsiona la visión.
    • Membranas neovasculares coroideas, se trata de la aparición de nuevos vasos sanguíneos que crecen debajo de la retina.
    • Agujeros maculares, se trata de un desgarro o apertura en la zona de máxima agudeza visual de la retina.
    • Retinopatía diabética, daño de los vasos sanguíneos causado por una complicación de la diabetes.
    • Melanomas oculares, es decir, tumores que afectan al fondo de ojo, de este modo se puede determinar el tamaño y el alcance de éste.
    • Retinosis pigmentaria, se trata de un grupo de enfermedades degenerativas y hereditarias que en su etapa inicial afecta a la visión nocturna y periférica.
    • Desprendimiento de retina, consiste un desgarro o desprendimiento del epitelio pigmentario de la coroides.

¿Cómo se realiza la prueba?

La angiografía ocular se realiza en diferentes fases:

    • En primer lugar hay que dilatar la pupila, para ello se utilizaran colirios tales como Tropicamida o Fenilefrina.
    • A continuación, se tomarán varias imágenes del fondo de ojo.
    • Después de tomar el grupo de imagen, se inyectará la fluoresceína por vía intravenosa a través del antebrazo.Se trata de una sustancia colorante orgánica que facilita el registro fotográfico de la capa vascular.
    • La sustancia tarda en llegar a la retina alrededor de unos 10-15 minutos, a partir de ese momento, el oftalmólogo comienza a tomar varias imágenes de la red vascular de la coroides o del fondo de ojo. Se pueden tomar varias fotografías con ayuda del angiógrafo desde que se ha añadido la fluoresceína.
    • En el caso de la Fluoresceina sódica (AGF), la prueba en sí durará 10 minutos, en el caso de que se utilice el contraste Verde de indocianina (AVI),la prueba tardará alrededor de 40 minutos.
    • El resultado final es un mapa completo y detallado de la red vascular del ojo.
    • No es necesario venir en ayunas, podrá desayunar previamente evitando los desayunos o comidas fuertes.

angiografia retina

¿Es dolorosa o conlleva algún riesgo?

Se trata de un procedimiento sencillo e indoloro. Durante el paso del contraste, algunos pacientes experimentan sensación de leves mareos, náuseas o sensación de calor. Estos síntomas serán leves y no conllevarán mayor riesgo.

Tras la prueba, por el uso de los colirios oftálmicos utilizados para dilatar la pupila, se producirá visión borrosa, por lo que es aconsejable ir acompañado para volver a casa y llevar unas gafas de sol. Debido a la dilatación, podrá experimentar molestias a la luz solar o luces artificiales, tales como semáforos o farolas.

Es muy importante informar al médico si está embarazada o presenta alergias a medicamentos u otros contrastes. Si el paciente tiene alergia al yodo, no podrá someterse a la prueba de verde indocianina, ya que presenta una alergia cruzada con éste.  Es posible que sienta ardor en la piel o presente alguna ampolla tras la prueba, pero es poco posible.

Habrá que tener especial cuidado en el caso de personas con patologías hepáticas graves o cardiopatías vasculares no controladas.

Puede experimentar cambios en  el color de la orina y de la piel durante 1 o 3 días, dependiendo de la función renal del paciente, es un síntoma normal y no hay que alarmarse. Esto es debido a que el contraste está recorriendo el sistema vascular del cuerpo.

La información de este artículo ha sido revisada por médico oftalmólogo. Si usted muestra algún síntoma o molestia puede pedir cita a través de esta web o llamándonos vía telefónica.