Así es la triquiasis, cuando la córnea y las pestañas se rozan

Definiendo la triquiasis, su peligrosidad y cuadro sintomático.

¿Qué es la triquiasis?

La triquiasis es una enfermedad del borde palpebral, en la cual las pestañas cambian su dirección normal naciendo hacia el ojo. Es una condición generalmente adquirida, secundaria a distintas causas, entre las más frecuentes encontramos: 

  • Inflamación crónica del borde palpebral (Blefaritis o meibomitis) 
  • Enfermedades de la piel (Eccema, herpes, dermatitis atópica)
  • Enfermedades de la conjuntiva (Síndrome Stevens-Johnson, penfigoide ocular, quemaduras químicas o físicas)
  • Cicatrices del borde palpebral.

Antiguamente, el tracoma, una infección ocular causada por la Chlamydia trachomatis , era la principal causa de triquiasis en la población, sin embargo, a día de hoy esta enfermedad se encuentra controlada en gran parte del mundo, principalmente concentrándose en África Sub-Sahariana y Medio Oriente.

La triquiasis es bilateral en un 70% de los casos, afecta principalmente el área central del párpado inferior, generalmente se encuentra a partir de los 40 años, incrementando su incidencia a medida que incrementa la edad. Es de 2 a 3 veces más frecuente en mujeres que en hombres.

La triquiasis puede clasificarse en mayor cuando más de 5 folículos se encuentran implicados y menor cuando menos de 5 folículos causan la patología. Puede ser clasificada en segmentaria cuando solo afecta una parte del ojo (Nasal, central o temporal) O difusa cuando afecta varias partes el ojo.

Los 4 principales síntomas de la triquiasis.

  • Sensación de cuerpo extraño: El síntoma más frecuente y asociado a la triquiasis es la sensación de arenilla o de cuerpo extraño, este no cesa hasta que se trata la causa del problema (La pestaña) y en muchos casos requiere de antiinflamatorios o cirugía para su alivio.
  • Epífora (Lagrimeo): Como respuesta natural a un agente externo (que en este caso es la pestaña) aumenta la cantidad de lágrima que produce
  • Enrojecimiento: El roce de la pestaña produce en el ojo un proceso inflamatorio que a su vez causa que el ojo tenga un aspecto enrojecido y con aumento de sus vasos sanguíneos.
  • Dolor ocular: En casos crónicos y más graves de triquiasis la sensación de cuerpo extraño puede evolucionar a un dolor generalizado del ojo

Tratamientos para la triquiasis.

La solución para la triquiasis consiste en quitar la pestaña y/o el folículo (De donde se origina la pestaña). 

  • Extracción: Entre los procedimientos más sencillos y que son realizados por el especialista en la primera exploración del paciente se encuentra la extracción de las pestañas triquiásicas con una pinza, es un procedimiento sencillo e indoloro. Lo negativo de este procedimiento es que las pestañas pueden volver a crecer, causando la reaparición de los síntomas.
  • Láser: De las técnicas más utilizadas, después de la anestesia se impacta con un rayo láser capaz de eliminar las pestañas, es un procedimiento indoloro, con pocas posibilidades de que haya un nuevo crecimiento de las pestañas o de complicaciones, sin embargo, es de aplicación lenta, requiriendo entre 20-30 disparos del láser y requiere también que el paciente sea colaborador durante su aplicación.
  • Electrólisis: Consiste en quemar la pestaña y su folículo, evitando futuras reapariciones de esta, entre sus contratiempos se encuentra que es un proceso más lento, irreversible y con mayor dolor a la extracción sencilla.
  • Criocirugía: Elimina pestaña y folículos de manera definitiva y eficaz utilizando un equipo capaz de congelar a –20 y –30 grados Celsius, este procedimiento respeta las estructuras vecinas como córnea y conjuntiva, sin embargo, puede tener ciertas complicaciones como cambios en la coloración de la piel, recurrencia de aparición de las pestañas o sequedad ocular.

¿Por qué es importante solucionar la triquiasis a tiempo?

El roce crónico de las pestañas con el ojo supone un grave problema para la córnea, puede causar una inflamación de esta estructura llamada queratitis requiriendo del uso de antiinflamatorios para su tratamiento, es frecuente que las pestañas triquiásicas causen abrasiones y úlceras corneales, que en caso de no ser tratadas en el momento oportuno pueden dejar cicatrices irreversibles en el ojo, causando que la córnea pierda su transparencia, esto puede comprometer la calidad visual del paciente permanentemente.

Bibliografía

  1. Ferreira, I. S., Bernardes, T. F., & Bonfioli, A. A. (2010). Trichiasis. Seminars in Ophthalmology, 25(3), 66–71. doi:10.3109/08820538.2010.488580
  2. Levine M, El-Toukhy E, Schaefer A. Entropion. In: Smith’s Ophthalmic Plastic and Reconstructive Surgery. Mosby, 1998; 271–289.
  3. Figueiredo A, Soares E, Dantas R. Triquíase. In: Soares E, Moura E, Gonçalves J. Cirurgia e Plástica Ocular. Rocca, 1997; 185–192.
  4. Araújo F, Cruz A. Alterações de cílios no Hospital das Clíni-cas da Faculdade de Medicina de Ribeirão Preto –USP. Arq Bras Oftalmol 2002; 65(3): 343–349.
  5. Hata M, Monteiro E, Schellini S, Aragon F, Padovani C. Laser de argônio no tratamento da triquíase e da distiquíase. Arq Bras Oftalmol 1999;62(3): 285–295.