Categoría
  • Todo sobre la blefaritis. Causas y tratamientos de la blefaritis

    ¿Qué es la blefaritis? Conoce la estructura de nuestros párpados.

    El borde de nuestros párpados, es el lugar de origen de nuestras pestañas, existen glándulas secretoras llamada glándulas de Meibomio, estas estructuras se encargan de la producción de secreción de una sustancia aceitosa que luego formará parte de la composición química de las lágrimas que se encuentran en nuestro ojo. Esta sustancia permite que la lágrima se mantenga más tiempo en la superficie ocular sin evaporarse, además, funciona como barrera, impidiendo que la lágrima discurra al exterior del ojo hacia la mejilla. Existen unas 25 glándulas en el párpado superior y 20 glándulas en el párpado inferior del ojo humano.

    La blefaritis es una de las afecciones oculares más comunes, se estima que un 40% de la población sufre en algún momento de su vida de blefaritis, puede afectar a todos los grupos étnicos y etarios. Se define como la inflamación, descamación y enrojecimiento del borde del párpado. Entre sus síntomas destacan el prurito, enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño. A pesar de que se trata de una enfermedad que generalmente no representa un riesgo para la visión del individuo, puede llegar a causar daños a nivel de párpado y cambios en la calidad y cantidad de secreción lagrimal.

    ¿Cómo se origina la blefaritis?

    La blefaritis es el resultado de un proceso inflamatorio originado de la congestión en las glándulas de Meibomio en el borde del párpado, esta congestión puede deberse a diversos factores, entre ellos podemos encontrar:

    -Cambios hormonales y/o estrés: El funcionamiento correcto de nuestras glándulas esta principalmente regulado por nuestro sistema endocrino. Se ha comprobado que cambio en el estado de ánimo, estrés pueden ser el origen de muchas de las blefaritis referidas por los pacientes.

    -Infección: En muchos casos, agentes patógenos de la piel son capaces de colonizar las glándulas de Meibomio, en la mayoría de los casos, el agente causal se trata estafilococos, estos producen un proceso de blefaritis infecciosa que puede acarrear cambios en el tratamiento habitual de la enfermedad.

    -Acumulación de residuos: Problemas de higiene, defectos en la anatomía normal del párpado, bloqueos en el conducto de salida de las glándulas o aumento en la cantidad de secreciones, pueden originar blefaritis al servir estos residuos como fuente causante de la respuesta inflamatoria en nuestros párpados.

    ¿Cómo se cura la blefaritis?

    Al tratarse de un acumulo o bloqueo anormal en los párpados, en la mayoría de los casos la blefaritis cede con higiene de los párpados todos los días con toallitas oftálmicas.

    – La higiene de los párpados se realiza:

    -Introduciendo el sobre de la toallita sin abrir en agua muy caliente, puede calentar un vaso en el microondas. Dejar unos 2 minutos.

    -Abrir la toallita y partirla en dos. Utilizaremos una mitad para cada ojo.

    -Realizar un masaje con la toallita caliente en el ojo de manera circular durante 1 minuto. Después masajear 1 minuto de arriba abajo el parpado superior de abajo arriba el párpado inferior con el fin de drenar las glándulas sebáceas.

    -Este punto es el más importante: limpiar la base de las pestañas evertiendo el párpado inferior y limpiar el canto del párpado. Con el fin de limpiar toda la grasa producida.

    -Lágrima artificial: una gota en cada ojo al menos tres veces al día aumentando la frecuencia si tiene molestias oculares.

    -IPL (Láser de luz pulsada): Consiste en estimulación de las glándulas de Meibomio con el uso de frecuencias de luz, esta mejora la correcta producción y secreción de su contenido.

    ¿Cómo prevenir la blefaritis?

    Se ha evidenciado, que, siguiendo las siguientes normas básicas de higiene, se puede prevenir la aparición de blefaritis hasta en un 80%

    • Lavado de manos y cara frecuentes.
    • Evitar frotarse los ojos con manos o pañuelos sucios
    • No dormir con maquillaje o cremas en los ojos
    • Utilizar toallitas oftálmicas diariamente para evitar acúmulos de lágrima y grasa en los párpados

    Diagnóstico de blefaritis

    El diagnóstico de blefaritis no supone un reto para un oftalmólogo experimentado, el especialista al examinar el ojo a través de una lámpara de hendidura podrá observar en la zona afectada enrojecimiento, inflamación, descamaciones, acúmulos de grasa, obstrucción de las glándulas de Meibomio; también observará un tiempo de duración de la lágrima reducido, esto debido a la disminución en su calidad causada por esta patología.

    Es recomendable ante sospecha o sintomatología de blefaritis acudir con su médico especialista para así poder confirmar el diagnóstico y establecer una pauta de tratamiento efectiva para resolverlo a la brevedad y evitar que esta condición se repita.

    Bibliografía

    1. Pérez Mogollón, J. F. (2020). Blefaritis. Universidad de la Salle.
    2. Perdomo Delgado, J., Acosta Quintana, K., Palacios Fernández, S., Carrero Figueroa, M. V., & González Pla, E. A. (2007). Homeopatía y Oftalmología: las blefaritis. Revista Cubana de Medicina Militar, 36(3), 0-0.
    3. Alonso-García, A., & Bonachea-González, B. (2020). Caracterización clínica de pacientes con blefaritis y demodecosis. Revista Archivo Médico de Camagüey, 24(3).
    4. Gómez-García, S., Herreras, J. M., Perez, S., Perez, H., Cano, M. C., & Jimeno, J. C. P. (1997). Test diagnósticos del síndrome de ojo seco asociado a blefaritis: utilidad de la anestesia tópica. Archivos de la Sociedad Española de Oftalmologia, 72(6), 437-444.
  • Pérdida de agudeza visual: ¿es irreversible?

    ¿Qué es la agudeza visual? ¿Se puede recuperar?

    La agudeza visual se define como la capacidad que tiene el ojo de poder identificar correctamente las imágenes que este recibe. Es obtenida a través de una prueba capaz de traducir en un sistema numérico estandarizado los símbolos que el paciente es capaz de identificar.

    El test más frecuentemente utilizado se llama Test de Snellen. Fue el primer test utilizado para evaluar la agudeza visual ideado en el año 1862. Consiste en 11 filas de letras que van de tamaño más grande a más pequeño. Mientras sea menor la medida de la última fila que se pueda leer completamente, mejor será la agudeza visual del paciente. Este sistema es numerado desde el 0.1 al 1.0. Existen casos en los cuales el paciente no es capaz de conseguir el mínimo evaluable a través de este sistema, por lo cual, el profesional debe de acudir a otros mecanismos de evaluación para lograr determinar la capacidad visual del paciente como lo es el contaje de dedos a diferentes distancias y la percepción de la luz.

    El ojo es un órgano formado por diversos componentes, cada uno de ellos cumple con una función importante al momento de crear la imagen que es transmitida al cerebro. Teniendo que funcionar al unísono para que el paciente sea capaz de alcanzar la mejor agudeza visual posible.

    En la mayoría de los casos, la causa de pérdida de agudeza visual se debe en problemas en alguno de los sistemas oculares que puede ser corregido, sin embargo, existen casos excepcionales en los cuales la pérdida de agudeza visual es irreversible sin existir tratamiento capaz de corregirlo.

    ¿Cuáles son las causas de pérdida de agudeza visual más comunes?

    Defectos refractivos: En esta causa se engloban las 3 alteraciones que causan que la luz no se refracte correctamente a la retina. (Miopía, hipermetropía y astigmatismo) Los defectos de refracción pueden estar causados por variaciones en la longitud del ojo, la forma de la córnea, o la transparencia del cristalino. Dependiendo de su origen esta pérdida de agudeza visual puede ser recuperada con el uso de gafas, lentillas o de manera quirúrgica través de la cirugía de catarata o de la corrección láser del defecto.

    Presbicia: A partir de los 40-45 años comienza a manifestarse la presbicia en los ojos, esto parte de un proceso degenerativo normal con la edad que ocurre en nuestro sistema de la acomodación, este pierde la capacidad de adaptarse al enfoque a distancias cercanas, produciendo así que no podamos leer libros, móviles y otros objetos de enfoque cercano. La corrección de este problema es a través de gafas, lentillas o en la cirugía de cataratas mediante el implante de una lente multifocal.

    Cataratas: A partir de los 60-65 años inicia la evolución de la catarata en el ojo, esto ocurre por la opacificación de la lente natural del ojo. En un principio esto puede corregirse momentáneamente con el uso de gafas correctoras, sin embargo, la solución definitiva a esta pérdida de agudeza visual es a través de la cirugía, en la cual se extrae esta lente opaca siendo sustituida por una lente capaz de realizar la corrección visual necesaria.

    Entre otras causas de pérdida de agudeza visual frecuentes se encuentran: Ambliopía (Ojo vago), degeneración macular, glaucoma o queratocono. Existe una amplitud de pronósticos y tratamientos para mejorar la agudeza visual en cada una de estas patologías, dependiendo de cada caso el especialista oftalmólogo será capaz de decidir la mejor aproximación terapéutica.

     

    ¿Cuál es la agudeza visual mínima para conducir?

    Legalmente en España se exige un mínimo de agudeza visual de 0.5 en particulares y de 0.8 en casos de conductores profesionales. Sin embargo, para obtener el permiso de conducir, además de la agudeza visual, existen otras funciones visuales que deben de cumplirse como el campo visual, la motilidad o la sensibilidad al contraste

    Conoce 4 ejercicios para mejorar la agudeza visual

    1. Cambio de enfoque: Estando en posición sentado. Mantenga su dedo índice a unos centímetros de su ojo. Concentre su mirada en el dedo. Mueva lentamente su dedo lejos de su cara, manteniéndolo enfocado. Mire hacia otro lado por un momento, hacia la distancia. Concentre en su dedo extendido y lentamente llévelo hacia su ojo. Mire hacia otro lado y concéntrese en algo en la distancia. Repetir 3 veces.
    2. Enfoque cercano y lejano: Este es otro ejercicio de enfoque. Consiste en mantener el pulgar a unos 20 centímetros de la cara y concentrarse en él durante 15 segundos. Posteriormente enfocar un objeto a una distancia aproximada de 2-3 metros y enfocarlo durante 15 segundos. Repetir este proceso 5 veces.
    3. Figura ocho: Se enfocará un punto en el suelo a unos 3 metros. Trazamos ochos imaginarios el cual rastrearemos durante 30 segundos en una dirección, para luego alternar en la contraria durante otros 30 segundos
    4. Regla 20-20-20: La fatiga visual es un problema común para muchas personas. Se supone que los ojos humanos no deberían enfocar durante tiempos prologados un mismo objeto a distancia cercana (Teléfonos u ordenadores). En casos en los que se trabaje frente a un ordenador todo el día. Es necesario aplicar esta regla que consiste en enfocar durante 20 segundos un objeto a 6 metros de distancia cada 20 minutos de trabajo frente al ordenador.

    Bibliografía

    1. Holladay, J. T. (2004). Visual acuity measurements. Journal of Cataract & Refractive Surgery, 30(2), 287-290.
    2. Kniestedt, C., & Stamper, R. L. (2003). Visual acuity and its measurement. Ophthalmology Clinics of North America, 16(2), 155-70.
    3. Morimoto, H., Asai, Y., Johnson, E. G., Lohman, E. B., Khoo, K., Mizutani, Y., & Mizutani, T. (2011). Effect of oculo-motor and gaze stability exercises on postural stability and dynamic visual acuity in healthy young adults. Gait & posture, 33(4), 600-603.
    4. Long, G. M. (1994). Exercises for training vision and dynamic visual acuity among college students. Perceptual and Motor Skills, 78(3), 1049-1050.
  • Así es la triquiasis, cuando la córnea y las pestañas se rozan

    Definiendo la triquiasis, su peligrosidad y cuadro sintomático.

    ¿Qué es la triquiasis?

    La triquiasis es una enfermedad del borde palpebral, en la cual las pestañas cambian su dirección normal naciendo hacia el ojo. Es una condición generalmente adquirida, secundaria a distintas causas, entre las más frecuentes encontramos: 

    • Inflamación crónica del borde palpebral (Blefaritis o meibomitis) 
    • Enfermedades de la piel (Eccema, herpes, dermatitis atópica)
    • Enfermedades de la conjuntiva (Síndrome Stevens-Johnson, penfigoide ocular, quemaduras químicas o físicas)
    • Cicatrices del borde palpebral.

    Antiguamente, el tracoma, una infección ocular causada por la Chlamydia trachomatis , era la principal causa de triquiasis en la población, sin embargo, a día de hoy esta enfermedad se encuentra controlada en gran parte del mundo, principalmente concentrándose en África Sub-Sahariana y Medio Oriente.

    La triquiasis es bilateral en un 70% de los casos, afecta principalmente el área central del párpado inferior, generalmente se encuentra a partir de los 40 años, incrementando su incidencia a medida que incrementa la edad. Es de 2 a 3 veces más frecuente en mujeres que en hombres.

    La triquiasis puede clasificarse en mayor cuando más de 5 folículos se encuentran implicados y menor cuando menos de 5 folículos causan la patología. Puede ser clasificada en segmentaria cuando solo afecta una parte del ojo (Nasal, central o temporal) O difusa cuando afecta varias partes el ojo.

    Los 4 principales síntomas de la triquiasis.

    • Sensación de cuerpo extraño: El síntoma más frecuente y asociado a la triquiasis es la sensación de arenilla o de cuerpo extraño, este no cesa hasta que se trata la causa del problema (La pestaña) y en muchos casos requiere de antiinflamatorios o cirugía para su alivio.
    • Epífora (Lagrimeo): Como respuesta natural a un agente externo (que en este caso es la pestaña) aumenta la cantidad de lágrima que produce
    • Enrojecimiento: El roce de la pestaña produce en el ojo un proceso inflamatorio que a su vez causa que el ojo tenga un aspecto enrojecido y con aumento de sus vasos sanguíneos.
    • Dolor ocular: En casos crónicos y más graves de triquiasis la sensación de cuerpo extraño puede evolucionar a un dolor generalizado del ojo

    Tratamientos para la triquiasis.

    La solución para la triquiasis consiste en quitar la pestaña y/o el folículo (De donde se origina la pestaña). 

    • Extracción: Entre los procedimientos más sencillos y que son realizados por el especialista en la primera exploración del paciente se encuentra la extracción de las pestañas triquiásicas con una pinza, es un procedimiento sencillo e indoloro. Lo negativo de este procedimiento es que las pestañas pueden volver a crecer, causando la reaparición de los síntomas.
    • Láser: De las técnicas más utilizadas, después de la anestesia se impacta con un rayo láser capaz de eliminar las pestañas, es un procedimiento indoloro, con pocas posibilidades de que haya un nuevo crecimiento de las pestañas o de complicaciones, sin embargo, es de aplicación lenta, requiriendo entre 20-30 disparos del láser y requiere también que el paciente sea colaborador durante su aplicación.
    • Electrólisis: Consiste en quemar la pestaña y su folículo, evitando futuras reapariciones de esta, entre sus contratiempos se encuentra que es un proceso más lento, irreversible y con mayor dolor a la extracción sencilla.
    • Criocirugía: Elimina pestaña y folículos de manera definitiva y eficaz utilizando un equipo capaz de congelar a –20 y –30 grados Celsius, este procedimiento respeta las estructuras vecinas como córnea y conjuntiva, sin embargo, puede tener ciertas complicaciones como cambios en la coloración de la piel, recurrencia de aparición de las pestañas o sequedad ocular.

    ¿Por qué es importante solucionar la triquiasis a tiempo?

    El roce crónico de las pestañas con el ojo supone un grave problema para la córnea, puede causar una inflamación de esta estructura llamada queratitis requiriendo del uso de antiinflamatorios para su tratamiento, es frecuente que las pestañas triquiásicas causen abrasiones y úlceras corneales, que en caso de no ser tratadas en el momento oportuno pueden dejar cicatrices irreversibles en el ojo, causando que la córnea pierda su transparencia, esto puede comprometer la calidad visual del paciente permanentemente.

    Bibliografía

    1. Ferreira, I. S., Bernardes, T. F., & Bonfioli, A. A. (2010). Trichiasis. Seminars in Ophthalmology, 25(3), 66–71. doi:10.3109/08820538.2010.488580
    2. Levine M, El-Toukhy E, Schaefer A. Entropion. In: Smith’s Ophthalmic Plastic and Reconstructive Surgery. Mosby, 1998; 271–289.
    3. Figueiredo A, Soares E, Dantas R. Triquíase. In: Soares E, Moura E, Gonçalves J. Cirurgia e Plástica Ocular. Rocca, 1997; 185–192.
    4. Araújo F, Cruz A. Alterações de cílios no Hospital das Clíni-cas da Faculdade de Medicina de Ribeirão Preto –USP. Arq Bras Oftalmol 2002; 65(3): 343–349.
    5. Hata M, Monteiro E, Schellini S, Aragon F, Padovani C. Laser de argônio no tratamento da triquíase e da distiquíase. Arq Bras Oftalmol 1999;62(3): 285–295.
  • Efecto de la ceniza de volcán en los ojos y cómo protegerse

    ¿Qué daños puede causar un volcán en el ojo?

    El ojo es una de las estructuras de nuestro cuerpo que se encuentran en contacto directo con el medio ambiente, aunque contamos con mecanismos para defendernos de ciertos agentes externos como las pestañas, párpados y lágrimas. Cambios extremos en el medio ambiente como erupciones volcánicas son capaces de sobreponerse a esta línea de defensa y causar daño en muchos casos permanentes en nuestro ojo.

    Las erupciones volcánicas producen 3 agentes que son capaces de dañar nuestra superficie ocular: Ceniza, gases y aumento de la temperatura; siendo capaces cada uno de causar diversas patologías en nuestros ojos.

    ¿Qué problemas causan los gases del volcán en nuestros ojos?

    Entre los gases que expulsa un volcán al erupcionar, abundan el vapor de agua, dióxido de azufre, ácido sulfúrico, cloro, sulfuro de hidrógeno y óxidos de nitrógeno. La mezcla resultante es altamente corrosiva en nuestra superficie ocular, estos gases además de su capacidad individual de crear heridas químicas en nuestros ojos, también son capaces de aumentar las concentraciones de luz infrarroja en el ambiente, la luz infrarroja es capaz de provocar quemaduras y sobrecalentamiento de los tejidos externos del ojo, e incluso la ablación de la córnea, requiriendo abordaje médico de emergencia.

    Quemaduras oculares por ceniza

    Esencialmente las nubes de cenizas volcánicas están constituidas por partículas finas de roca pulverizada, cuya composición corresponde a la del magma en el interior de la tierra. Por consiguiente, la composición de las nubes varía de un volcán a otro. No obstante, en términos generales, están mayoritariamente compuestas por sílice. Este compuesto al ser visto microscópicamente parece un pedazo de vidrio de bordes agudos con un alto nivel de dureza. La naturaleza abrasiva de las cenizas del volcán es muy importante por los daños que son capaces de causar al ser humano. Si a este riesgo sumamos las altas temperaturas a las cuales estos son expulsados, nos encontramos con un proyectil capaz de causar ulceras y quemaduras en la córnea del ojo con facilidad, requiriendo de tratamiento de urgencia por un oftalmólogo a base de colirios, pomadas, y en casos graves cirugía.

    ¿Cómo afecta la temperatura exterior a los ojos?

    El principal sistema afectado ante el ascenso de la temperatura a nivel ocular involucra al lagrimeo y la correcta lubricación de la córnea. A partir de los 40 grados centígrados, las lágrimas que producen las glándulas de nuestros ojos se rompen antes de cumplir su función de protección en la córnea. Esto puede causar síntomas como sequedad ocular, irritación y enrojecimiento de los ojos al no tener los cuidados necesarios en estas temperaturas extremas.

    ¿Qué enfermedades pueden causar en mis ojos las cenizas del volcán?

    En efecto, al combinarse los 3 factores anteriormente desarrollados, pueden generar un amplio número de patologías a nivel ocular, viéndose afectada principalmente la capa más superficial del ojo, entre ellas podemos destacar:

    1) Úlceras corneales.

    2) Quemaduras corneales.

    3) Abrasiones corneales.

    4) Queratoconjuntivitis seca.

    5) Queratoconjuntivitis química.

    6) Síndrome de ojo seco.

     ¿Cómo puedo protegerme frente a las cenizas de un volcán?

    No solo los ojos se ven amenazados en una erupción volcánica, otros órganos s en contacto con el exterior como la piel y o la nariz también se ven afectados ante dicha situación. Entre las recomendaciones que podemos seguir para evitar la progresión de una enfermedad en dichas estructuras encontramos:

    1) Mantenernos confinados, cerrando puertas y ventanas, protegiendo con paños húmedos sus esquinas, frenando así la entrada de partículas de ceniza.

    2) Uso de gafas protectoras, con un campo de protección amplio y protección frente a luz infrarroja.

    3) Uso de ropa que cubra la mayor parte del cuerpo, para evitar afecciones a la piel.

    4) Cubrir los alimentos y el agua que consume, para evitar que se contaminen con la ceniza.

    5) Proteger nariz y boca con una mascarilla o un paño húmedo

    ¿Qué hago si tengo una herida en el ojo por ceniza volcánica?

    En caso de tener síntomas como sensación de cuerpo extraño dentro del ojo, dolor, enrojecimiento, lagrimeo, escozor o picor de ojos, lo más recomendable es que una vez evaluado el riesgo de salir de casa, acudir de emergencia al centro médico más cercano, este será capaz de detectar el nivel de daño y la patología que se esta causando tales problemas en el ojo y referir en casos de gravedad a un especialista oftalmólogo.

        Bibliografía

    1. Williamson, J. O. H. N., & Allison, M. (1967). Effect of temperature and humidity in the Schirmer tear test. The British journal of ophthalmology, 51(9), 596.
    2. Brenna H, Kutterolf S, Krüger K. Global ozone depletion and increase of UV radiation caused by pre-industrial tropical volcanic eruptions. Sci Rep. 2019;9(1):9435. Published 2019 Jul 1. doi:10.1038/s41598-019-45630-0
    3. Pabley, A. S., & Keeney, A. H. (1981). Welding processes and ocular hazards and protection. American journal of ophthalmology, 92(1), 77-84.
    4. Shinohara, H., Ohminato, T., Takeo, M., Tsuji, H., & Kazahaya, R. (2015). Monitoring of volcanic gas composition at Asama volcano, Japan, during 2004–2014. Journal of Volcanology and Geothermal Research, 303, 199-208.
  • La visión estereoscópica o estereopsis

    ¿Qué es la visión estereoscópica o estereopsis?

    La estereopsis es la capacidad que posee nuestro sistema visual a través del cual, a partir de dos imágenes ligeramente diferentes que son recibidas por cada ojo, el cerebro es capaz de recomponer una única imagen total tridimensional. 

    La estereopsis está dada por diferente información que recoge cada ojo: Acomodación, convergencia, movimiento, tamaño, forma, superposición, perspectiva e iluminación. Adicional a esta información monocular, se encuentra la información que difiere de cada ojo dada por la separación anatómica normal de los ojos.

     La estereopsis se desarrolla a las 15 semanas de edad y su unidad de medida son los segundos de arco, cuya cifra normal se encuentra entre los 30 y 100 segundos de arco, esta se obtiene a las 40 semanas de edad. Gracias a la visión en estéreo podemos ver los objetos en tres dimensiones espaciales: Anchura, altura y profundidad. Es esta percepción de la profundidad la que hace de la visión estereoscópica algo tan especial, ya que gracias a ella somos capaces de apreciar las diferentes distancias y volúmenes de nuestro entorno.

    Entre las 2 enfermedades oculares más frecuentes en las cuales se puede ver alterada la estereopsis encontramos la ambliopía u ojo vago y el estrabismo. 

    El estrabismo es una desviación en la alineación de los ejes visuales, generalmente el ojo desviado no realiza una correcta fijación sobre los objetos, lo que a la larga conlleva que no desarrolle toda su potencia visual, en caso de no corregirse este defecto en edad temprana, la disminución de la agudeza visual en el ojo desviado será irreversible, creando así un ojo vago con fallos en la estereopsis.

    La ambliopía u ojo vago se define como la condición generalmente unilateral, de severidad variable, en la cual la mejor agudeza visual conseguida es menor de 20/20 con por lo menos dos líneas de diferencia entre ambos ojos, sin daño aparente en ninguna estructura del ojo que se pueda detectar. Se estima que entre un 2 y 5% de la población mundial padece de ojo vago.

     Los pacientes ambliopes tienen fallos en la estereopsis porque no son suficientes las pistas monoculares para una adecuada percepción. Por otra parte, Los pacientes con estrabismo al recoger imágenes con información distinta en cada ojo también son incapaces de crear una imagen estereoscópica ideal.

    ¿Cómo se diagnostica la estereopsis?

    • Prueba de Lang: Esta prueba, que está destinada a facilitar el examen de la visión estereoscópica en niños, se basa en dos principios: puntos al azar y rejillas cilíndricas.
      La prueba une puntos dispuestos de manera casual con un patrón de lentes, y ha sido diseñado para la evaluación rápida de la visión binocular para todas las edades, incluso niños muy pequeños. La hoja se presenta a distancia de lectura y se le pregunta al paciente indicar lo que ve, mientras, es necesario observar los movimientos oculares.
      Se presentan tres imágenes que sólo se perciben en visión binocular, además de una imagen que también puede percibirse en visión monocular, pero que parece estar en relieve si quien la mira utiliza la visión binocular normal.
      La imagen visible en visión monocular sirve para atraer la atención de los más pequeños, a la vez que proporciona la satisfacción de reconocer al menos una figura a personas que no tienen visión estereoscópica.
    • Prueba de Frisby: Test de Estereopsis, que no requiere empleo de gafa/filtro disociador. Se compone de 3 láminas plásticas transparentes, de diferente espesor (6 mm, 3 mm y 1.5 mm).

      Cada lámina contiene dibujos dispuestos en cuatro cuadrantes. Únicamente en uno de los cuadrantes, el dibujo está impreso por la cara contraria, lo que hace que se perciba sólo si se observa en modo binocular. El observador tendrá que identificar el cuadrante que se percibe en profundidad (3D).
    • Prueba de Titmus: Se basa en la observación de imágenes con unas gafas polarizadas con las que se perciben los objetos con sensación de profundidad. Este a su vez se divide en 3 láminas diferentes:

    Test de la mosca: Muestra una mosca tridimensional, se le pide al niño que coja la mosca.

    Test de círculos: Consiste en nueve rombos numerados, cada uno conteniendo cuatro círculos. Cada uno de los círculos tiene diferentes disparidades, que van de los 40 a los 400, teniendo el paciente que indicar que círculo se observa fuera del nivel en el cual se encuentra

    Test de animales: Indicado para niños, consiste en tres filas de animales con diferentes disparidades y el niño debe indicar cuál de los animales está en relieve. Es más complejo y permite valorar más grados que la mosca.

    ¿Cuál es el tratamiento de la estereopsis?

    • Corrección del ojo vago: Este tratamiento consta de 2 pilares fundamentales, utilizar gafas correctivas y el uso de parches de oclusión en el ojo dominante, haciendo que el ojo vago se esfuerce reforzando las conexiones neuronales de este ojo con nuestro cerebro. Es importante un diagnóstico oportuno de esta patología ya que solo puede ser tratada en los primeros años de infancia.
    • Corrección del estrabismo: Dependiendo del caso existen diversos tratamientos para la corrección de esta condición: Ejercicios de refuerzo para los músculos del ojo que estén causandola anomalía, uso de gafas especiales con prismas correctores, inyección de toxina botulínica en los músculos del ojo e incluso cirugía correctiva del estrabismo.
    • Terapia visual: Consiste en una serie de ejercicios visuales realizados por un profesional para hacer que los dos ojos empiecen a trabajar juntos para formar una mejor imagen tridimensional. Ésta permite entrenar al cerebro a usar de manera más eficiente la información que recibe a través de los ojos. 

    Se trata de un programa de actividades y técnicas diseñadas para mejorar las habilidades visuales a través del refuerzo y habilitación de las conexiones neuronales existentes entre el sistema visual y el sistema nervioso. 

    Concretamente se trabaja con estímulos visuales guiados, ejercicios que impliquen movimientos oculares o fijación visual, así como ejercicios de coordinación ojo-mano. Además, estas actividades se combinan con el uso de prismas, filtros y lentes adaptadas para maximizar los resultados y entrenar al cerebro de forma adecuada.

    Para un tratamiento eficaz lo más importante es un diagnóstico oportuno, por lo cual es recomendable realizar una primera consulta oftalmológica a partir de los 4 años de edad para conseguir detectar a tiempo si existiese algún defecto en la estereopsis del paciente.

    Bibliografía

    1. Bermúdez, M., López, Y., & Figueroa, L. F. (2007). Estereopsis y sensibilidad al contraste (csf) en niños con ambliopía refractiva. Ciencia y tecnología para la salud visual y ocular, 5(9), 117-121.
    2. Vega Moreno, D. (2020). ¿Por qué no todos vemos el mundo en 3D?. The Conversation.
    3. Benozzi, G., Facal, S., Leiro, J., Perez, C., & Orman, B. (2020). Stereopsis evaluation in patients under pharmacological treatment for presbyopia. Oftalmol Clin Exp, 13, 82-89.
    4. De Azevedo, D. P., & Paula, A. Lentes Prismáticas y Cambios en la Atención y Percepción Visual en la Edad Infantil.
    5. Hernández-Muñoz, M. T., Hernández-Ordóñez, T., & De la Fuente-Torres, M. A. (2003). Detección de estrabismo y ambliopía con el uso de pruebas para estereopsis en población infantil. Revista Mexicana de Oftalmología, 77(6), 209-214.
  • ¿Qué es la degeneración macular húmeda?

    Degeneración macular húmeda, una enfermedad ocular que puede provocar ceguera

    La degeneración macular relacionada con la edad es una de las causas de ceguera en los pacientes mayores de 60 años. La misma se caracteriza por un número de síntomas como la disminución de la visión, metamorfopsias, macropsias, micropsias, escotoma central. Es una enfermedad que debe ser diagnosticada a tiempo porque puede conducir a la ceguera. Se clasifica en atrófica o seca y exudativa o húmeda, siendo esta última la de peor pronóstico. 

    Con el avance de la tecnología en Oftalmología se ha logrado detener con nuevos métodos de tratamiento como la terapia fotodinámica y los anti angiogénicos: (Eylea, Lucentis, Avastin). Esta enfermedad aún representa un problema de salud mayor y produce substancial ceguera.

    La prevalencia de DMAE tardía es de 0.2 % en el grupo de edad entre los 55 y 64 años, aumentando hasta el 13 % en el grupo de 85 años. Se estima que el número de pacientes con DMAE se multiplicará por dos en el año 2020. Actualmente las opciones terapéuticas para la DMAE están exclusivamente limitadas a la forma neovascular y con un éxito limitado. 

    A nivel del fondo de ojo, se observan depósitos blanco-amarillentos (drusas), que acaban alterando la interfaz coroides-retina afectando la irrigación de los fotorreceptores y, en muchos casos, dependiendo del tipo, confluencia, tamaño y localización de las drusas respecto a la fóvea, pueden degenerar o evolucionar hacia una neovascularización coroidea (DMAE neovascular) o placa de atrofia (DMAE atrófica). La DMAE es la principal causa de ceguera legal en los países desarrollados.

    5 síntomas de degeneración macular húmeda

    Disminución de la visión: La agudeza visual es el indicador más fácilmente identificable de enfermedad avanzada. La pérdida visual ocurre con menos frecuencia y es más lenta en pacientes con atrofia que en pacientes con enfermedad neovascular. El 50% de los casos duplican la pérdida de visión en un periodo de dos años. Conocer el estado de la agudeza visual al momento del diagnóstico de la enfermedad es de utilidad en la toma de decisiones para el diagnóstico y tratamiento

    Metamorfopsias: Se define como la alteración de la visión que produce percepción de ondulación en líneas o formas que en condiciones normales serían rectas.

    Micropsias y Macropsias: Alteraciones de la visión en las cuales los objetos son percibidos con tamaños menores o mayores a los que realmente poseen.

    Escotoma: Se trata de una mancha, fija que se encontrará en el campo visual del paciente asociado a un daño estructural en su sistema de visión.

    Sensibilidad al contraste: Consiste en la pérdida de la capacidad de distinguir cambios sutiles en texturas y colores 

    Causas de la degeneración macular húmeda

    Se desconoce una causa exacta de la aparición de degeneración macular húmeda. Se ha establecido una fuerte relación con factores genéticos, así como factores como edad (Mayores de 60), raza caucásica, tabaquismo, obesidad, enfermedades cardiovasculares y radiación solar.

    Desde el punto de vista de la salud pública hay recomendaciones de prevención: dejar de fumar, prevenir la exposición prolongada al sol, consumir regularmente verduras y pescado azul. No obstante, resulta difícil establecer su eficacia. Estas recomendaciones deben ir dirigidas especialmente a sujetos de riesgo, por razones genéticas.

    ¿Qué diferencia la degeneración macular húmeda de la seca?

    -Origen: La DMAE seca se origina por una atrofia o disminución en el número de células de la mácula, mientras que la DMAE húmeda por la formación de vasos sanguíneos anormales.

    Sintomatología: La DMAE seca cursa con sintomatología más leve y controlada, la DMAE húmeda es de evolución rápida y manifestaciones clínicas mayores.

    -Tratamiento: La DMAE seca aún no posee un tratamiento concreto, la DMAE húmeda puede ser tratada con inyecciones de fármacos capaces de controlar el crecimiento de los vasos anormales

    ¿Existe una solución eficaz para la degeneración macular húmeda?

    El tratamiento más eficaz, en este momento, es el tratamiento farmacológico con preparados anti-factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), que es uno de los factores más importantes involucrados en el estímulo angiogénico.

    Fármacos disponibles:

     -Aflibercept (Eylea®): Antiangiogénico receptor anzuelo soluble que se une al VEGF-A y al PlGF

    Ranibizumab (Lucentis®): Fracción variable del anticuerpo anti-VEGF.

    Bevacizumab (Avastin®): Anticuerpo completo anti-VEGF.

    Pegaptanib sódico (Macugen®): Aptámero contra la isoforma 165 del VEGF.

    Estos fármacos se administran por vía intravítrea mediante inyecciones que deben realizarse de forma periódica, una vez inyectados el paciente debe acudir a revisión a las 4 semanas para valorar el estado de la patología.

    Bibliografía

    1. Yates JR, Moore AT. Genetic susceptibility to age related macular degeneration. J Med Genet 2000; 37: 83.

    2. Hagman GS, Anderson DH, Johnson LV, Hancox LS, Taiber AJ, Hardisty LI, et al. A common haplotype in the complement regulatory gene factor H (HF1/CFN) predisposes individuals to age-related macular degeneration. Proc Natl Acad Sci USA 2005; 102: 7227-32.

    3. Clemons TE, Milton RC, Klein R, Seddon JM, Ferris FL 3rd, Age-Related Eye Disease Study Research Group. Risk factors for the incidence of Advanced Age-Related macular degeneration in the Age-Related eye disease study (AREDS) AREDS report no. 19. Ophthalmology 2005; 112: 533-39.

    4. Cho E, Hung S, Willett WC, Spiegelman D, Rimm EB, Seddon JM, et al. Prospective study of dietary fat and the risk of age-related macular degeneration. Am J Clin Nutr 2001; 73: 209-218.

    5. Seddon JM, Rosner B, Sperduto RD, Yannuzzi L, Haller JA, Blair NP, et al. Dietary fat and risk for advanced age-related macular degeneration. Arch Ophthalmol 2001; 119: 1191-99.

    6. Klein RJ, Zeiss C, Chew EY, Tsai JY, Sackler RS, Haynes C, et al. Complement factor H polymorphism in age related macular degeneration. Science 2005; 308:385-9.

    7. Ishida BY, Bailey KR, Duncan KG, Chalkley RJ, Burlingame AL, Kane JP, et al. Regulated expression of apolipoprotein E by human retinal pigment epithelial cells. J Lipid Res.2004; 45: 263-71.

  • ¿Se puede tener presbicia en un solo ojo?

    ¿Qué es la presbicia en un solo ojo y por qué sucede? 

    La presbicia es un proceso degenerativo normal, irrefrenable e inevitable asociado a la edad que afecta al sistema visual. Para comprender el concepto de presbicia antes debemos conocer en qué consiste el mecanismo de acomodación cuyos responsables son el cristalino, el músculo ciliar y las fibras zonulares. Cuando se observa un objeto lejano, en un ojo normal, los rayos entran paralelos y se enfocan en retina. Sin embargo, si el objeto está a una distancia más cercana que el infinito óptico (6 metros), su imagen se formará por detrás de esta. Es entonces cuando se pone en juego el mecanismo de acomodación para obtener una imagen nítida en retina de un objeto cercano.

    Lo que ocurre en la presbicia es que nuestro sistema de la acomodación pierde la capacidad de adaptarse al enfoque a distancias cercanas, produciendo así que no podamos leer libros, móviles y otros objetos de enfoque cercano.

    Si nuestra edad está en torno a los 40-50 años y comienzan a aparecer síntomas como dificultad para enfocar objetos cercanos, fatiga ocular, dolor de cabeza o dificultad de lectura en condiciones de baja iluminación debemos sospechar que la presbicia puede ser la responsable. Debemos acudir a nuestro oftalmólogo, para su diagnóstico y obtención de la información necesaria para corregirla.

    La miopía en un solo ojo es una condición más frecuente de lo que se piensa, el término correcto para llamar a este fenómeno es anisometropía. Se define como la condición visual en la cual existe una diferencia refractiva superior a 2-3 dioptrías entre un ojo y otro, es decir, uno de ellos es miope y el otro es hipermétrope o no tiene graduación.

    Se estima que la anisometropía se presenta en un 5% de la población infantil, se manifiesta en edades tempranas y en la mayoría de los casos no es diagnosticada, ya que un ojo es capaz de suprimir el defecto visual del otro.

    La presbicia y la miopía pueden ocurrir simultáneamente en un mismo ojo. Al ser negativas las dioptrías de la miopía y positivas las dioptrías de la presbicia. La miopía tiene un efecto supresor de la presbicia en el ojo. Es por esto que los pacientes miopes en muchos casos no necesitan gafas de cerca a los 40-50 años, edad de aparición de la presbicia.

    Es por esto que, en pacientes con anisometropía, al iniciar la presbicia, su ojo miope enfocará correctamente de cerca pero mal de lejos; mientras que el ojo sin miopía sufrirá de los efectos de la presbicia viendo mal de cerca, pero enfocará correctamente de lejos. Este sistema en el cual un ojo ve bien de cerca y el otro de lejos es llamado monovisión, en algunos casos permite que el paciente sea capaz de llegar a una buena calidad de visión tanto de lejos como de cerca sin el uso de gafas gracias a la composición visual que logran ambos ojos.

    ¿Cuál es el tratamiento de la presbicia en un solo ojo?

    En casos en los cuales las graduaciones no correspondan con las dioptrías que representa la presbicia, siendo el paciente incapaz de conseguir una buena monovisión, es necesario acudir a un especialista para realizar una graduación especial con la cual se consiga una corrección adecuada tanto de lejos como de cerca para el paciente.

    En esta consulta el especialista también valorará el estado de la catarata. El cristalino es la lente natural del ojo, a través de su capacidad de adaptación nos permite poder ver a distancias próximas, medias y lejanas según sea necesario, con el paso de los años esta lente comienza a opacificarse como parte de un proceso natural de degeneración, es este cristalino opaco a lo que llamamos catarata, principal causa de disminución de agudeza visual en pacientes mayores que acuden a consulta oftalmológica, su único tratamiento es su intercambio por una lente implantada que permitirá al paciente enfocar, este proceso quirúrgico es la cirugía de cataratas. 

    Al realizar esta cirugía es posible corregir tanto la miopía como la presbicia con la implantación de una lente multifocal, esta lente es capaz de transmitir ondas de luces específicas para cada una de las distancias de enfoque (Lejana, intermedia y cercana). Permitiendo al paciente la mejor calidad visual posible mientras se obtiene una independencia completa a las gafas.

    En conclusión, si se padece de presbicia y miopía es muy recomendable que acuda a su especialista en oftalmología para poder evaluar el mejor tratamiento posible para estas patologías dependiendo del caso.

    Bibliografía

    1. Alió JL, Alió del Barrio JL, Vega-Estrada A. Accommodative intraocular lenses: where are we and where we are going. Eye Vis. BioMed Central; 2017;4(1):16.

    2. Charman WN. Developments in the correction of presbyopia I: Spectacle and contact lenses. Ophthalmic Physiol. Opt. 2014;34(1):8–29.

    3. Evans BJW. Monovision: a review. Ophthalmic Physiol. Opt. 2007 Sep;27(5):417–39.

    4. Gil-Cazorla R, Shah S, Naroo SA. A review of the surgical options for the correction of presbyopia. Br. J. Ophthalmol. 2016 Jan;100(1):62–70.

    5. Mehrjerdi MZ, Mohebbi M, Zandian M. Review of static approaches to surgical correction of presbyopia. J. Ophthalmic Vis. Res. 2017;12(4):413.

    6. Schachar RA. The mechanism of accommodation and presbyopia. Int. Ophthalmol. Clin. 36 2006;46(3):39–61.

  • Párpados inflamados. A qué pueden deberse.

    Entre los motivos más frecuentes de consulta urgente en oftalmología se encuentra la inflamación de los párpados. Se trata de un síntoma recurrente que puede verse acompañado de otra serie de síntomas dependiendo de la patología que lo esté originando.

    Puede verse a cualquier edad y género. Teniendo causas distintas en cada uno de los grupos etarios. Por lo tanto, es necesario acudir con un profesional para que este dé con el origen correcto de la patología, utilizando de esta manera el tratamiento más adecuado. 

    ¿Qué síntomas pueden acompañar a unos párpados hinchados?

    Enrojecimiento: En más del 80% de los casos de inflamación palpebral conseguiremos también enrojecimiento del área afectada. Esto es indicativo de que esta existiendo un proceso inflamatorio con aumento del flujo sanguíneo en el párpado.

    Prurito: Otro síntoma que acompaña frecuentemente es el picor en los ojos, este puede ser indicador de que la inflamación puede deberse a una reacción alérgica o infecciosa.

    Hiperemia conjuntival: La conjuntiva es la membrana que cubre la parte posterior del párpado y la parte anterior del globo ocular, su inflamación muchas veces acompaña al párpado hinchado, esto puede traducirse en un proceso inflamatorio generalizado del ojo.

    Secreción: En casos de infecciones oculares este síntoma también se verá acompañado de legaña y secreción proveniente del globo ocular.

    Nódulo: En algunos casos esta inflamación puede concentrarse en un área de coloración más blanquecina tratándose así de un orzuelo o quiste palpebral.

    Conoce las 4 causas de la hinchazón de los párpados más comunes. 

    Blefaritis: La blefaritis es el proceso inflamatorio que se produce en el borde de los párpados causando enrojecimiento de los mismos.  Esto se debe en la mayoría de los casos a que las glándulas situadas en los párpados producen grasa en exceso y dicha grasa se acumula provocando una inflamación o favorece la aparición de bacterias.

    Suele ser un trastorno crónico asociado al tipo de piel del paciente, a pesar de su persistencia por lo general no provoca daños permanentes en la visión ni es contagiosa. La blefaritis puede afectar a personas de todas las edades, aunque es más habitual en personas de más de 50 años.

    Orzuelo: Es un bulto rojo similar a un grano, que se origina en el borde del párpado. Esto se debe a que en esta zona tenemos glándulas sebáceas pequeñas, especialmente alrededor de las pestañas. La piel muerta, o la acumulación de grasa pueden bloquear las salidas de la glándula. Cuando ocurre esto, las bacterias proliferan en su interior causando la aparición del orzuelo.

    Conjuntivitis alérgica:  La alergia ocular se da en el momento en el que la conjuntiva se inflama o se hincha. Normalmente, aparece de manera estacional debido a alérgenos conseguidos en el aire como el polen, por lo tanto, se asocia a las estaciones del año, en algunos casos puede afectar durante todo el año. Generalmente se alivia al utilizar colirios antiinflamatorios.

    Conjuntivitis infecciosa: La conjuntivitis infecciosa es la inflamación de la conjuntiva, causada generalmente por la invasión de virus o bacterias a este tejido. Puede ser tratada con antibióticos en forma de colirio generalmente teniendo una buena evolución.

    Tratamiento de la inflamación de los párpados.

    Dependiendo del caso el tratamiento para este síntoma varía, en caso de deberse a blefaritis el tratamiento es a base de lágrimas artificiales y limpieza del borde de los párpados.

    Cuando estamos frente a un orzuelo dependiendo de la evolución de éste, puede tratarse con antibióticos, masajes o incluso retirándolo con cirugía

    En el caso de las conjuntivitis, dependiendo de su origen se debe seguir un tratamiento con fármacos en forma de colirios ya sea antihistamínicos o antibióticos.

    Cómo prevenir la hinchazón de los ojos y párpados.

    Uso de toallitas oftálmicas: Muchas veces el origen de inflamación se debe a una incorrecta higiene palpebral o a una sobreproducción de grasa en el área, la mejor manera de evitar esto es realizando una limpieza diaria con toallitas especiales capaces de retirar las impurezas que pueden llegarse a tener.

    Uso de lágrimas artificiales: Una correcta lubricación de los párpados promueve el funcionamiento correcto de las glándulas que se encuentra en los párpados, así como también eliminar los posibles agentes causantes de inflamación en ellos. Se recomienda usar al menos 3 veces al día una lágrima artificial sin conservantes para un mejor resultado.

    Masaje de párpados: Consiste en realizar movimientos circulares con la asistencia de una toallita oftálmica en ambos párpados, de esta manera se fomenta la correcta circulación y salida de material contenido en las glándulas sebáceas que estos poseen

    Encontrar el motivo correcto de la inflamación: En casos de inflamación de párpados repetitiva la solución definitiva a esta sintomatología es acudir con un especialista oftalmólogo para la detección oportuna de su causa para prevenir futuras apariciones.

     Bibliografía

    1. Bielory L, Schoenberg D. Ocular allergy: Update on clinical trials. Curr Opin Allergy Clin Immunol. 2019;19(5):495–502.
    2. Flavio Mantelli, Jerome Mauris PA. The ocular surface epithelial barrier and other mechanisms of mucosal protection: from allergy to infectious disease. Curr Opin Allergy Clin Immunol. 2013;23(1):1–11.
    3. Barney NP, Cook EB, Stahl JL. Allergic and Immunologic Diseases of the Eye. Middleton’s Allergy Princ Pract Eighth Ed. 2014;1–2:618–37.
    4. Amescua, G., Akpek, E. K., Farid, M., Garcia-Ferrer, F. J., Lin, A., Rhee, M. K., … & Mah, F. S. (2019). Blepharitis preferred practice pattern®. Ophthalmology, 126(1), P56-P93.
  • Todo lo que necesitas saber sobre la hipermetropía y el astigmatismo en niños

    Hipermetropía y astigmatismo en niños: ¿en qué se diferencian?, ¿cuáles son sus causas?, ¿se pueden corregir? ¿Qué es la hipermetropía y astigmatismo en niños? ¿En qué se diferencian?

    La hipermetropía es el defecto refractivo más común en niños, se define como un defecto visual de refracción en el cual el foco de la imagen se forma a una distancia mayor de lo normal, es decir, por detrás de la retina. En la mayoría de los casos pediátricos esto se debe a que el ojo tiene una longitud axial corta. 

    Las hipermetropías leves (o incluso moderadas) normalmente no experimentan problemas visuales debido a dicho defecto. Sin embargo, en niños con hipermetropías de moderadas a altas existe una mayor probabilidad de padecer estrabismo (Desviación de la mirada) y ambliopía (Ojo vago). Esto pone en peligro el sistema visual, por lo que la hipermetropía en niños es un problema importante. Además de esto, las dioptrías de hipermetropía pueden afectar las habilidades del niño en tareas de visión próxima como la lectura.

      El efecto de la hipermetropía en cada niño depende de distintas causas: La magnitud de la hipermetropía, la edad del paciente, el estado de la acomodación, el estado del sistema de convergencia y las demandas a las que se vea sometido el sistema visual. el correcto diagnóstico precoz de casos de hipermetropía y su tratamiento pueden prevenir complicaciones importantes y muchas veces irreversibles en el niño.

    Por otra parte, el astigmatismo es la condición óptica en la cual los rayos de luz paralelos que inciden en el ojo no son refractados igualmente por los meridianos principales, es decir, estos tienen diferente poder refractivo distinto, creando una imagen irregular en la retina. Los defectos astigmáticos se han clasificado según el valor del cilindro, en bajos hasta 2.00 dioptrías, medios de 2.25 a 3.00 dioptrías y altos los mayores de 3.00 dioptrías.

    El astigmatismo en la infancia usualmente no progresa del mismo modo que los otros defectos de refracción, este generalmente disminuye en los primeros años de vida. El astigmatismo también está relacionado con el riesgo de aparición de ambliopía u ojo vago infantil de acuerdo con la magnitud y orientación de su eje, aumentando su riesgo de desarrollo por cada incremento en el astigmatismo mayor de 1.00 dioptría. Se ha comprobado que una corrección oportuna del astigmatismo es capaz de prevenir la aparición de ojo vago en el niño.

      El astigmatismo es una causa importante de disminución de visión infantil, se ha establecido que las causas más frecuentes de pérdida visual en niños de 6 años son el astigmatismo y la ambliopía

    ¿Cuáles son las posibles causas de hipermetropía y astigmatismo en niños?

    La etiología de la hipermetropía es algo compleja y su aparición se ha relacionado con factores genéticos principalmente, las hipermetropías leves se heredan con carácter dominante, en cambio las elevadas se heredan con carácter recesivo. También se debate la posibilidad de que factores en el ambiente puedan causar cambios en la hipermetropía infantil, sin embargo, aún no se ha establecido claramente como esta causa incide en el ojo.

    Si bien se han llevado a cabo muchas investigaciones sobre la prevalencia y los cambios en el astigmatismo, aún quedan muchas dudas sobre las causas del astigmatismo. Los estudios sobre genética asociada al astigmatismo presentan algunos resultados contradictorios. Algunos estudios indican cierto grado de herencia del astigmatismo favoreciendo un modo de herencia dominante, también se ha determinado que en la raza caucásica se presenta con mayor frecuencia este defecto refractivo. Otros estudios favorecen la influencia en la córnea de factores externos como clima o el frote de ojos. Por ende, pareciera que tanto los factores genéticos y ambientales tienen papeles en el desarrollo del astigmatismo.

    ¿Se puede corregir la hipermetropía y astigmatismo en niños?

    En la mayoría de los casos es necesario corregir la hipermetropía y el astigmatismo en niños para evitar así la aparición de patologías que representen un riesgo mayor para la salud visual como lo osn el estrabismo y el ojo vago. 

    Esto se realiza con la utilización de gafas graduadas por un especialista en oftalmología, en muchos casos es necesario realizar una graduación especial utilizando gotas que permiten confirmar las dioptrías reales del paciente llamadas cicloplejia, en ella se colocan 3 dosis de gotas cada 10 minutos en ambos ojos capaces de paralizar el músculo de la acomodación del ojo. Una vez el paciente infantil se le hayan prescrito gafas es necesario acudir frecuentemente a consultas de control con el especialista para valorar como se encuentra la progresión de estos efectos refractivos.

    Bibliografía

    1. Bruce Moore, Stacy Ayn Lyons, Jeffrey Walline, Hyperopic Infants´Study Group. Ciencias de la optometría: Revista trimestral de la Asociación de antiguos alumnos del Centro Boston de Optometría, ISSN 1133-7834, Nº. 29. 2000, págs. 6-13
    2. Hammond CJ, Snieder H, Gilbert CE, Spector TD. Genes and environment in refractive error: the twin eye study. Invest Ophtalmol Vis Sci. 2001 May: 42 (6): 1232-6
    3. Bermúdez R. M, López A. Y y Figueroa O. LF. Astigmatismo en niños. Cienc Tecnol Salud Vis Ocul. 2006;(7): 57-62.
    4. Abrahamsson, M. et al. «Astigmatic axis and amblyopia in childhood». Acta Ophthalmol Scand 81. (2003): 33 – 7. 
    5. Bermúdez, M. «Estado refractivo en niños menores de 1 año de edad». Ciencia y tecnología para la salud visual y ocular 1. (2003): 49 – 62
    6. Read, S. A., Collins, M. J., & Carney, L. G. (2007). A review of astigmatism and its possible genesis. Clinical and Experimental Optometry, 90(1), 5–19. 
  • El fondo de ojo, una parte fundamental del examen visual

    ¿Qué es el fondo de ojo?

    Es una parte de la exploración oftalmológica que se realiza en medicina para visualizar a través de la pupila la cámara anterior y posterior del ojo. A través de esta evaluación el especialista oftalmólogo es capaz de detectar anomalías que pudiesen existir en las estructuras de la parte posterior del ojo como la mácula, retina, nervio óptico, vasos sanguíneos y humor vítreo. 

    Para la visualización completa de las estructuras que conforman el polo posterior del ojo se recomienda realizar una dilatación pupilar durante la consulta oftalmológica. Esta consiste en la colocación de gotas capaces de crear una buena dilatación durante 4 horas. Durante este tiempo el paciente puede llegar a presentar fotofobia y visión borrosa que gradualmente irá desapareciendo.

    Es también recomendable realizar esta evaluación en una habitación con baja iluminación para facilitar la exploración y evitar el efecto de fotofobia, así como también indicando al paciente hacía donde fijar la mirada para ir evaluando cada una de las estructuras presentes. El estudio del fondo de ojo no produce dolor, pero hay personas que pueden tener alguna molestia por la sensibilidad a la luz. Tras el estudio, en caso de que se haya tenido que dilatar la pupila, el paciente puede presentar visión borrosa y fotofobia por lo que se recomienda el uso de gafas de sol y evitar conducir. Este examen tarda alrededor de 5 y 15 minutos.

    ¿Qué síntomas pueden indicar que necesito evaluar mi fondo de ojo?

    Metamorfopsias: Se define como la alteración de la visión que produce percepción de ondulación en líneas o formas que en condiciones normales serían rectas.

    Micropsias y Macropsias: Alteraciones de la visión en las cuales los objetos son percibidos con tamaños menores o mayores a los que realmente poseen.

    Miodesopsias: También llamadas moscas volantes o cuerpos flotantes, son un fenómeno ocular que se manifiesta en la visión como un conjunto de manchas, puntos o filamentos suspendidos en el campo visual, generalmente se traducen en desprendimiento del humor vítreo en el fondo del ojo.

    Disminución de la visión: La agudeza visual que no puede corregirse con graduación es el indicador más fácilmente identificable de enfermedad de la retina

    Escotoma: Se trata de una mancha, fija que se encontrará en el campo visual del paciente asociado a un daño estructural en su sistema de visión.

    Sensibilidad al contraste: Consiste en la pérdida de la capacidad de distinguir cambios sutiles en texturas y colores.

    ¿Con qué instrumentos se realiza el fondo de ojo?

    Oftalmoscopia directa: Se trata de la manera más antigua de observar la retina, es realizada tanto por especialistas como por médicos generales y ópticos para una primera evaluación del polo posterior, su funcionamiento básico se basa en la reflexión por espejos de un rayo de luz que va hacia el paciente mediante un instrumento llamado oftalmoscopio. A pesar de su funcionalidad limitada es capaz de servir como una herramienta básica para detectar cambios en el fondo del ojo.

    Retinografía: Técnica de diagnóstico realizada a través de una máquina llamada retinografo capaz de tomar una fotografía del fondo del ojo para luego ser analizada por el médico especialista. Es una técnica rápida, útil y segura con buena capacidad diagnóstica que también permite el almacenamiento informático de la imagen obtenida.

    Biomicroscopia: Consiste en la visualización de las estructuras a través de la lámpara de hendidura asistidos por lentes de aumento. Esto permite ver una imagen del fondo de ojo ampliada y de gran calidad, facilitando la correcta evaluación y detección de patologías.

    Oftalmoscopia indirecta: Es de las técnicas más frecuentemente utilizadas por los especialistas oftalmólogos, en ellas se utiliza un casco especial para obtener imágenes con una calidad y efecto de profundidad superior al de los otros métodos de evaluación.

    Oftalmoscopio indirecto de Heine OMEGA 600. Una nueva herramienta capaz de conseguir una imagen tridimensional de la retina.

    El oftalmoscopio indirecto es un instrumento de diagnóstico que puede obtener imágenes estereoscópicas (Con efecto de profundidad) del fondo del ojo consiguiendo el diagnóstico más preciso de patologías retinianas. Es generalmente utilizado únicamente por médicos oftalmólogos con experiencia.

      El casco OMEGA 600 de Heine supone el último avance tecnológico en lo que respecta a exploración del fondo del ojo. Se trata de un casco equipado con lentes que producen un ajuste sincronizado de convergencia y paralaje único en su estilo, perfecto para una visión del fondo de ojo en pupilas de todos los tamaños. Posee también un sistema de iluminación de revestimiento múltiple capaz de conseguir un rendimiento óptico extraordinario. Y una montura de aluminio que proporciona una larga vida útil al instrumento.

    ¿Puede ajustarse el oftalmoscopio indirecto para poder visualizar las pupilas no dilatadas?

    El OMEGA 600 es capaz de observar no solo a través de pupilas totalmente dilatadas sino también a través de pupilas tan pequeñas como de 1 mm de diámetro.  Al mover una palanca de ajuste es posible para el especialista cambiar el ángulo de iluminación (paralaje) y la línea de visión de cada pupila (convergencia) para obtener vistas estereoscópicas completamente iluminadas incluso a través de pupilas de difícil visualización. 

    ¿Puedo realizarme un fondo de ojo si tengo cataratas?

    El oftalmoscopio indirecto de Heine OMEGA 600 es capaz de mejorar de forma acreditada un 20 % la visibilidad de la retina en pacientes con cataratas, ofreciendo más confianza en el diagnóstico al explorar pacientes con opacidades en los medios ópticos. Independientemente de las circunstancias puede ofrecer una luminosidad de trabajo ideal tanto para el paciente como para el usuario.

    ¿Cada cuánto tiempo es necesario realizarme un fondo de ojo?

    A pesar del riesgo que puede suponer una patología del fondo del ojo para la correcta visión del paciente, en caso de ser diagnosticadas en el momento correcto la mayoría de ellas tienen una evolución satisfactoria para la visión. Debido a esto los especialistas oftalmólogos recomiendan una revisión anual con fondo de ojo en caso de pacientes sin patología previa o historiales familiares de problemas en la retina. 

    En casos en los que exista patología o antecedentes familiares el especialista evaluará tiempos de evaluación menores a los anuales para realizar un correcto control del fondo del ojo. En cualquiera de los casos no dude en contactar con su centro médico especializado en caso de presentar cualquier síntoma que pueda asociarse a una posible anomalía en el fondo del ojo.

    Bibliografía

    1. Dhaliwal C, Wright E, Graham C, et al. Wide-field digital retinal imaging versus binocular indirect ophthalmoscopy for retinopathy of prematurity screening: a two-observer prospective, randomised comparison. British Journal of Ophthalmology 2009; 93:355-359.
    2. Lewallen S .A simple model for teaching indirect ophthalmoscopy. British Journal of Ophthalmology 2006; 90:1328-1329.
    3. Zheng Y, He M, Congdon N. The worldwide epidemic of diabetic retinopathy. Indian J Ophthalmol. 2012; 60:428–31
    4. Gupta RR, Lam WC. Medical students’ self-confidence in performing direct ophthalmoscopy in clinical training. Can J Ophthalmol. 2006; 41:169-74.
    5. Morad Y, Barkana Y, Avni I, Kozer E. Fundus anomalies: what the pediatrician’s eye can’t see. Int J Qual Health Care. 2004;16(5):363-5.
    6. Chung KD, Watzke RC. A simple device for teaching direct ophthalmoscopy to primary care practitioners. Am J Ophthalmol. 2004; 138:501-2