Conjuntivitis alérgica

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

Para entender lo que es una conjuntivitis alérgica, primero debemos saber lo que es la conjuntiva del ojo. Por lo tanto, la conjuntiva es una capa mucosa que recubre la parte externa del globo ocular y la interna de los parpados.

La función de esta capa es la de proteger y lubricar el ojo, construyendo a su vez una barrera que protege nuestros ojos contra infecciones o amenazas externas. Además, genera mucosidad suficiente para permitir un correcto deslizamiento palpebral.

Cuando nuestros ojos se ven afectados por algún alergeno la conjuntiva se altera e inflama y esta afección se conoce como conjuntivitis alérgica.

¿Cuáles son sus causas?

polen una de las causas de la conjuntivitis alérgica

Cuando nuestros ojos están en contacto con algunas sustancias a las que son susceptibles de causar alergia, estos producen la liberación de una sustancia llamada histamina que provoca la inflamación de mucosa y los vasos sanguíneos de la conjuntiva del ojo.

Las sustancias alergénicas que causan estos síntomas varían según la persona y el lugar. Eso sí, hay unos elementos como el polen, moho, caspa, pelo de animales, ácaros del polvo, productos cosméticos y antibióticos que su presencia o contacto pueden producir conjuntivitis alérgica.

Principales síntomas

picor de ojos uno de los síntomas de la conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica puede aparecer de forma estacional asociada a épocas en las que aumentan los alérgenos que la causan como ocurre en primavera o puede ser también perenne y afectarnos durante todo el año. Suele afectar a ambos ojos a la vez, y los síntomas más frecuentes suelen ser los siguientes:

  • Picor, escozor y ardor en los ojos
  • Hinchazón de los párpados, especialmente por la mañana
  • Ojos llorosos y lagrimeo
  • Visión borrosa temporal
  • Secreciones de tipo acuoso o viscoso
  • Enrojecimiento ocular
  • Dilatación de los vasos sanguíneos de la conjuntiva

¿Cuanto dura la conjuntivitis alérgica?

La conjuntivitis es, por lo general, una enfermedad de corta duración. Sin embargo, los síntomas pueden durar más o menos tiempo en función de la causa que ha originado la inflamación de la conjuntiva y de si se está tratando de manera adecuada o no.

Por lo tanto, la duración de la inflamación de la conjuntiva dependerá, en gran medida, de un correcto diagnóstico y de un adecuado tratamiento.

La duración de este tipo de conjuntivitis dependerá también del tipo de alergia y del grado de exposición al agente causante de la conjuntivitis.

Por norma general, la inflamación en los ojos desaparece unos días después de haber entrado en contacto con el alérgeno y siempre que la exposición a la sustancia que provoca la alergia haya cesado.

Una correcta higiene y seguir las indicaciones y el tratamiento recomendado por el oftalmólogo es esencial para que la duración de este problema visual no se alargue en el tiempo.

Otro dato que debemos conocer es que la conjuntivitis puede dejar secuelas en nuestros ojos: puede dejar cicatrices en la córnea, disminución de la visión o producir ojo seco haciendo necesaria la dependencia a lágrimas artificiales en el futuro.

Por esto, es fundamental acudir al médico oftalmólogo y seguir correctamente el tratamiento indicado y regresar a una revisión para descartar complicaciones.

Diagnóstico

En general, no plantea problemas, la conjuntivitis alérgica se reconoce con facilidad con la historia clínica y la exploración física confirmándose mediante la realización de unas pruebas cutáneas de hipersensibilidad inmediata con los alergenos sospechosos.

Otros datos de orientación diagnostica, aunque normalmente no precisos, son una IgE sérica específica para pólenes u otros antígenos, una eosinofilia en las secreciones conjuntivales y una provocación conjuntival positiva con el o los alérgenos responsables.

¿Cómo tratar la conjuntivitis alérgica?

gotas para los ojos para tratar la conjuntivitis alérgica

El tratamiento dependerá del momento del proceso en que se encuentre la conjuntivitis. Lo mejor frente a la conjuntivitis alérgica es la prevención. Para ello, es necesario determinar cuál es el alérgeno que la causa con el objetivo de intentar evitarlo.

Se puede reducir la exposición de la siguiente manera:

  • Mantener las ventanas cerradas y utilizar aires acondicionados con filtro, tanto en casa como en el coche.
  • Evitar tanto como sea posible realizar actividades al aire libre a primera hora de la mañana, que es cuando las plantas emiten el polen, al caer la noche, que es cuando desciende.
  • Evitar salir de casa en días con mucha polinización en los que haga viento.
  • Tender la ropa dentro de casa, ya que el polen puede quedarse pegado.
  • Llevar gafas de sol al salir al exterior.
  • Seguir la información sobre los niveles de polen que pone a disposición del público la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica.

nivel de polen en el aire consulte la intensidad de la alergia en su provincia

Por otro lado, para aliviar los síntomas, se puede:

  • Utilizar gotas lubricantes o lágrimas artificiales
  • Aplicar compresas frías en los ojos
  • No aplicar infusiones de manzanilla, ya que puede contener componentes a los que sea alérgico.
  • Evitar los humos del tabaco
  • Si el médico lo considera necesario, le recetará antihistamínicos.
  • En el caso de reacciones graves, se pueden recetar gotas de esteroides oftálmicos suaves.

Conjuntivitis otra alergia primaveral

Los síntomas suelen desaparecen con tratamiento, aunque frente a exposiciones prolongadas al alérgeno, pueden persistir.

Las personas con alergias crónicas o asma pueden sufrir inflamación prolongada o crónica de la conjuntiva, conocida como conjuntivitis vernal. Cursa con secreciones oculares espesas y pegajosas y su sintomatología es severa y requiere ciclos cortos de uso de gotas con esteroides más antihistamínicos tópicos.

¿Cuando acudir a un oftalmólogo por conjuntivitis?

En general, el dolor, el enrojecimiento o la disminución de la visión son síntomas que pueden poner en riesgo nuestra salud visual, por lo que recomendamos acudir al oftalmólogo lo antes posible. Si te encuentras en esta situación, pide cita para que podamos realizarte una revisión.