Córnea Guttata o Distrofia de Fuchs

Córnea Guttata Definición

La córnea es un tejido transparente formado por cinco capas.
Constituye la parte anterior del globo ocular y se sitúa delante del iris.

La córnea cumple múltiples funciones:

  • Escudo protector del ojo, lo protege de polvo, microorganismos y otros agentes externos
  • Ventana transparente del ojo. Deja pasar las imágenes y actúa como una potente lente para enfocarlas sobre la retina.
  • Es el tejido con mayor densidad de terminaciones nerviosas en el cuerpo humano.

Una de las anomalías que puede sufrir la córnea, es la córnea guttata o distrofia de Fuchs. Consiste en una patología ocular caracterizada por la pérdida gradual de células en la capa más posterior del ojo llamada endotelio.

El endotelio corneal es una capa de la córnea compuesta por células hexagonales que se encuentra en contacto directo con el humor acuoso y la cámara anterior del ojo.

El endotelio es una membrana semipermeable que actúa como bomba permitiendo el paso de líquido y nutrientes hacia la córnea.

El endotelio es una membrana semipermeable que actúa como bomba permitiendo el paso de líquido y nutrientes hacia la córnea.

La pérdida de células endoteliales provoca:

  • Que la córnea se hinche / edematice
  • Pérdida de transparencia corneal
  • Opacidad corneal
  • Pérdida de visión

Córnea Guttata Fases:

La córnea de guttata/ distrofia de Fuchs tiene cuatro fases:

ESTADÍO I:

Guttas corneales
Buena visión
transparencia normal
Paciente sin síntomas
Envejecimiento fisiológico

ESTADÍO II:

A menudo hay un número mayor de Guttas (pérdida de células endoteliales ) y pueden ir acompañadas de pigmento que forman parches confluentes.
Va asociada a traumatismo, inflamación y degeneración o distrofia corneal. Los pacientes sin edema corneal son asintomáticos y no requieren tratamiento.
Es importante conocer que si el paciente con córnea guttata usa de lentes de contacto para su vida cotidiana y seleccionar materiales con alta transmisibilidad a los gases correctos para ese paciente.

ESTADÍO III:

Pacientes sintomáticos
Dolor
Pérdida de transparencia y visión
Úlceras corneales
Queratopatía bullosa ocasionada por edema epitelial

ESTADÍO IV:

Es la etapa más grave y final de esta patología
Fibrosis estroma
Cicatrices que no permiten el paso de luz
Visión borrosa

Síntomas distrofia de Fuchs o Córnea Guttata

Los síntomas principales de la distrofia de Fuchs son muy variables:

  • Asintomáticos en estadío I
  • Visión borrosa / nublada por las mañanas que va mejorando a lo largo del día en estadío I – II
  • Mayor sensibilidad a la luz
  • En estadíos II – III la visión permanece borrosa todo el día por cúmulo de líquido en la córnea.

Se puede comprometer la visión del paciente en fases avanzadas, sobre todo a las horas más tempranas, después de levantarse.

Caúsas y factores de riesgo en la Córnea Guttata

  • Antecedentes familiares. Se estima que el riesgo de heredarlo de los padres es del 50%.
  • Existen otro tipo de situaciones que se pueden dar aunque en tu familia no haya personas que sufran la córnea guttata, sino debido a una modificación del gen específico en el genoma humano.
  • Los pacientes empiezan con la enfermedad alrededor de los 40 años pero no tienen síntomas

La mejor manera de detectar la córnea guttata es hacerse revisiones periódicas en el oftalmólogo.

  • Los problemas de visión no suelen aparecer hasta los 60 años

Tratamiento de córnea guttata

  • Revisión anual + contaje endotelial en pacientes asintomáticos.
  • Pomada antiedema en pacientes con pocos síntomas.
  • Trasplante endotelial en fases avanzadas con pérdida de visión.

La mayoría de pacientes no requieren tratamiento, sólo controles periódicos en el oftalmólogo.

Si se realizan revisiones anuales, es raro llegar a etapas avanzadas de la enfermedad.

Algunos pacientes llegan a estadíos III-IV y el tratamiento de elección es quirúrgico con trasplante endotelial. El trasplante tiene muy buenos resultados en la mayoría de los casos y consiste en sustituir la capa de endotelio enferma del paciente por un endotelio sano de un donante, puesto que estas células no se regeneran.

Los dos tipos de trasplante que se suelen hacer son:

  1. DMEK
  2. DSAEK

Con todo esto, sacamos en claro la importancia de acudir de manera periódica al oftalmólogo para anticipar o poder identificar a tiempo la aparición de esta anomalía. En  Clínica Martínez de Carneros, podremos realizarle un seguimiento personalizado siempre acorde a las necesidades y características visuales propias de cada paciente.