Degeneración macular

Degeneración macular seca

¿Qué es la degeneración macular seca?

La degeneración macular seca se produce cuando las células de la mácula sensibles a la luz se van deteriorando poco a poco haciendo que la visión central se nuble gradualmente en el ojo afectado. A medida que la degeneración macular seca empeora, puede ser que se note un punto borroso en el centro de la visión.

La degeneración macular relacionada con la edad es una enfermedad asociada con el envejecimiento que gradualmente destruye y provoca el deterioro ocular y la visión central y el detalle de las imágenes. La visión central hace falta para ver con claridad y para realizar tareas diarias como por ejemplo leer y conducir

La degeneración macular afecta a la mácula, la parte del ojo que permite ver los detalles pequeños. La degeneración macular no causa dolor, consiste en un deterioro ocular.

En algunos casos, la degeneración macular relacionada con la edad avanza tan lentamente que las personas no notan cambio alguno en su visión. En otros casos la enfermedad progresa más rápidamente y puede causar una pérdida de la visión en ambos ojos. La degeneración macular es una de las causas principales de la pérdida de visión.

¿Cuáles son las causas detrás de la degeneración macular seca?

A día de hoy se desconoce la causa de la degeneración macular seca. No obstante, la investigación indica que puede estar relacionada con una combinación de factores hereditarios y ambientales.

La enfermedad se desarrolla medida que los ojos envejecen. La degeneración macular afecta la mácula: la parte de la retina responsable de la visión clara en tu línea directa de visión. Con el tiempo, el tejido de la mácula puede adelgazar y romperse

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer degeneración macular son los siguientes:

  • La edad
  • Antecedentes familiares y genéticas
  • Raza
  • Tabaquismo
  • Obesidad
  • Enfermedad cardiovascular

¿Es hereditaria la degeneración macular seca?

La degeneración macular puede ser hereditaria, por lo que, si tiene parientes con la enfermedad, puede tener mayor riesgo de desarrollarla. Sin embargo, la buena noticia es que los factores de riesgo modificables también juegan un papel importante cuando se trata de desarrollar la degeneración macular. 

Test de Amsler

A continuación, a través de la rejilla de Amsler realizaremos un test, en donde se puede evaluar la visión e identificar un problema de degeneración macular, de forma precoz.
(Para conocer si realmente padece esta enfermedad, tendrá que acudir a su oftalmólogo de confianza para que le realizan las pruebas adecuadas y le diagnostiquen de manera profesional).

Consiste en un recuadro compuesto por un enrejado de líneas rectas idénticas y paralelas que tienen un punto en el medio.

Para hacer el test debemos colocar la rejilla aproximadamente a unos 30 o 40 centímetros de los ojos y fijar la mirada en el punto central tapándonos alternativamente cada ojo sin ejercer presión. Las personas que usen lentillas, o gafas para leer deben ponérselas para realizar correctamente la prueba.

La persona afectada por DMAE no ve las líneas rectas sino onduladas, deformadas, blanquecinas, turbias e incluso como si le faltaran trozos al enrejado y el punto central como si fuera una mancha en mitad del recuadro.

  • Colóquese a unos 35 cm de distancia del ordenador.
  • Sin quitarse las gafas si las usa, cúbrase un ojo y mire el punto del centro de esta rejilla
  • A continuación, repita el mismo ejercicio con el otro ojo
  • Compruebe si las líneas alrededor del punto o algún área de la rejilla aparecen onduladas o deformadas

¿Existe tratamiento para degeneración macular seca?

Una vez que la degeneración macular seca alcanza la etapa avanzada, ningún tipo de tratamiento puede prevenir la pérdida de visión. Sin embargo, el tratamiento puede retrasar y posiblemente prevenir que la degeneración macular intermedia progrese a la etapa avanzada en la que ocurre la pérdida de visión.

El Estudio de Enfermedades de la Visión Relacionadas con la Edad del Instituto Nacional del Ojo encontró que, si se tomaba una formulación específica de dosis altas de antioxidantes y zinc, se reducía considerablemente el riesgo de la degeneración macular avanzada y de la pérdida de visión asociada. Demorando el progreso de la etapa intermedia de la degeneración macular relacionada con la edad, a la etapa avanzada, podría salvar la visión de muchas personas.