desprendimiento retina

Desprendimiento de Retina: Causas, síntomas y tratamiento

Todos en alguna ocasión hemos escuchado hablar del desprendimiento de retina, ya sea en televisión , en alguna revista o periódico, en algún blog de salud o por algún conocido pero, ¿sabemos realmente lo que es un desprendimiento de retina?, sus causas, síntomas y tratamientos.

¿Qué es el desprendimiento de retina?

La retina es la capa más interna de la mitad posterior del ojo. Se encarga de recibir la luz y enviar las imágenes al cerebro para que éstas sean procesadas.

El desprendimiento de retina es la separación de esta capa de su posición anatómica de soporte; se origina por la separación de la retina neurosensorial (capa interna de la retina) de la capa contigua, llamada coroides.

Cuando estas dos capas se separan, se crean un espacio virtual que comienza a acumularse de líquido.

Un desprendimiento de retina es una urgencia oftalmológica que puede suceder a cualquier edad y sin ningún antecedente de enfermedad, por ello es de vital importancia realizarse revisiones periódicas.
Según estudios, los desprendimientos de retina pueden afectar a una de cada 10.000 personas al año.

desprendimiento de retina

Causas del desprendimiento de la retina

Suele ocurrir en personas de media a tercera edad, afectando más a hombres que a mujeres y a blancos más que a afroamericanos.

Presentan más riesgos de padecerla aquellas personas que tienen miopía, antecedentes familiares o desprendimientos de retina previos.

Una de las principales causas de los desprendimientos de retina es la existencia de uno o varios desgarros en la retina, que también puede suceder por un traumatismo ocular o tras una intervención quirúrgica como es una cirugía de cataratas.

Otras causas podrían ser los tumores en la coroides, agujeros maculares miópicos (personas con altas miopías), retinopatía diabética o inflamaciones oculares graves.

desprendimiento de retina vitreo posterior ojo

¿Cuáles son los síntomas del desprendimiento de retina?

En nuestras consultas oftalmológicas, las manchas flotantes y los destellos luminosos son bastante comunes y frecuentes, pero no siempre son indicadores de que haya un desgarro o desprendimiento de retina.

Sin embargo, son motivo suficiente para ir inmediatamente al oftalmólogo y descartar cualquier afectación ocular grave.

Los síntomas del desprendimiento de retina son :

  1. Aumento repentino en el tamaño o número de las manchas flotantes, pequeñas manchas grisáceas o oscuras, llamadas miodesopsias.
  2. Aparición súbita de destellos luminosos, como relámpagos de luz, llamados fotopsias.
  3. Aparición de una cortina gris o un telón negro en forma de velo que afecta a nuestro campo visual.
  4. Disminución repentina de agudeza visual.

desprendimiento de retina enorme del ojo debido al almacenamiento de liquido

Tratamiento del desprendimiento de retina

La mayoría de las personas con desprendimiento de retina necesitan ser tratados inmediatamente o dentro de un corto periodo de tiempo después del diagnóstico.

Los tratamientos buscan fijar la retina de nuevo a su posición original creando una cicatriz que selle aquella zona que se desprendió. Con ello evitamos el paso de fluido a través del desgarro, impidiendo que la retina vuelva a desprenderse.

Existen varios tipos de tratamientos :

  • Fotocoagulación con láser: se crean quemaduras terapeúticas en una zona desprendida de la retina. Estás zonas con láser acaban cicatrizando y sellan de esta forma la retina, haciendo posible que el humor vítreo no pase por debajo de la retina y el desprendimiento se revierta.
  • Vitrectomía: La vitrectomía es una intervención quirúrgica donde, el humor vítreo, el cual tira de la retina, es sustituido generalmente por una burbuja de gas, líquido, aire o aceite de silicona para ayudar a mantener la retina en su lugar.
  • Crioterapia: Con una criosonda se congela la parte que rodea la zona desgarrada formando así una cicatrización protectora, parecida a la técnica de fotocoagulación con láser.
  • Retinopexia neumática: esta técnica consiste en la introducción de una burbuja de gas en el ojo, creando así una presión sobre la zona desprendida de la retina, ayudando a la cicatrización y eludiendo la extensión de ésta.
  • Cierre esclerótico o anillo escleral: es un proceso quirúrgico donde se sitúa un anillo o una banda rodeando la parte externa de la pared del ojo, la esclera, creando así una presión externa sobre el globo ocular que no permite la propagación del desprendimiento de retina.

Ver más información sobre: Cirugía de retina

Dependiendo del tipo de desprendimiento retina y el tratamiento quirúrgico escogido, su oftalmólogo le pedirá mantener la cabeza en una determinada postura durante el postoperatorio, para facilitar la reposición de su retina correctamente.

El especialista determinará el tiempo de reposo absoluto, ya que practicar actividades deportivas o levantar objetos pesados debe limitarse para garantizar el éxito de la intervención quirúrgica.

¿Cómo prevenirlo?

Para prevenir un desprendimiento de retina es muy importante acudir a su oftalmólogo al menos una vez al año para y hacer una revisión del fondo de ojo.

Si padecemos algún síntoma del desprendimiento de la retina de los expuestos anteriormente acudir al oftalmólogo lo antes posible

Pronóstico

El pronóstico después de un desprendimiento de retina depende de la localización y la magnitud del desprendimiento, al igual que del tratamiento oportuno. El pronóstico visual puede ser excelente si la mácula no sufrió ningún daño.

En ocasiones, la reparación quirúrgica exitosa de la retina, no asegura una recuperación de la agudeza visual por completo.