Efecto de la ceniza de volcán en los ojos y cómo protegerse

¿Qué daños puede causar un volcán en el ojo?

El ojo es una de las estructuras de nuestro cuerpo que se encuentran en contacto directo con el medio ambiente, aunque contamos con mecanismos para defendernos de ciertos agentes externos como las pestañas, párpados y lágrimas. Cambios extremos en el medio ambiente como erupciones volcánicas son capaces de sobreponerse a esta línea de defensa y causar daño en muchos casos permanentes en nuestro ojo.

Las erupciones volcánicas producen 3 agentes que son capaces de dañar nuestra superficie ocular: Ceniza, gases y aumento de la temperatura; siendo capaces cada uno de causar diversas patologías en nuestros ojos.

¿Qué problemas causan los gases del volcán en nuestros ojos?

Entre los gases que expulsa un volcán al erupcionar, abundan el vapor de agua, dióxido de azufre, ácido sulfúrico, cloro, sulfuro de hidrógeno y óxidos de nitrógeno. La mezcla resultante es altamente corrosiva en nuestra superficie ocular, estos gases además de su capacidad individual de crear heridas químicas en nuestros ojos, también son capaces de aumentar las concentraciones de luz infrarroja en el ambiente, la luz infrarroja es capaz de provocar quemaduras y sobrecalentamiento de los tejidos externos del ojo, e incluso la ablación de la córnea, requiriendo abordaje médico de emergencia.

Quemaduras oculares por ceniza

Esencialmente las nubes de cenizas volcánicas están constituidas por partículas finas de roca pulverizada, cuya composición corresponde a la del magma en el interior de la tierra. Por consiguiente, la composición de las nubes varía de un volcán a otro. No obstante, en términos generales, están mayoritariamente compuestas por sílice. Este compuesto al ser visto microscópicamente parece un pedazo de vidrio de bordes agudos con un alto nivel de dureza. La naturaleza abrasiva de las cenizas del volcán es muy importante por los daños que son capaces de causar al ser humano. Si a este riesgo sumamos las altas temperaturas a las cuales estos son expulsados, nos encontramos con un proyectil capaz de causar ulceras y quemaduras en la córnea del ojo con facilidad, requiriendo de tratamiento de urgencia por un oftalmólogo a base de colirios, pomadas, y en casos graves cirugía.

¿Cómo afecta la temperatura exterior a los ojos?

El principal sistema afectado ante el ascenso de la temperatura a nivel ocular involucra al lagrimeo y la correcta lubricación de la córnea. A partir de los 40 grados centígrados, las lágrimas que producen las glándulas de nuestros ojos se rompen antes de cumplir su función de protección en la córnea. Esto puede causar síntomas como sequedad ocular, irritación y enrojecimiento de los ojos al no tener los cuidados necesarios en estas temperaturas extremas.

¿Qué enfermedades pueden causar en mis ojos las cenizas del volcán?

En efecto, al combinarse los 3 factores anteriormente desarrollados, pueden generar un amplio número de patologías a nivel ocular, viéndose afectada principalmente la capa más superficial del ojo, entre ellas podemos destacar:

1) Úlceras corneales.

2) Quemaduras corneales.

3) Abrasiones corneales.

4) Queratoconjuntivitis seca.

5) Queratoconjuntivitis química.

6) Síndrome de ojo seco.

 ¿Cómo puedo protegerme frente a las cenizas de un volcán?

No solo los ojos se ven amenazados en una erupción volcánica, otros órganos s en contacto con el exterior como la piel y o la nariz también se ven afectados ante dicha situación. Entre las recomendaciones que podemos seguir para evitar la progresión de una enfermedad en dichas estructuras encontramos:

1) Mantenernos confinados, cerrando puertas y ventanas, protegiendo con paños húmedos sus esquinas, frenando así la entrada de partículas de ceniza.

2) Uso de gafas protectoras, con un campo de protección amplio y protección frente a luz infrarroja.

3) Uso de ropa que cubra la mayor parte del cuerpo, para evitar afecciones a la piel.

4) Cubrir los alimentos y el agua que consume, para evitar que se contaminen con la ceniza.

5) Proteger nariz y boca con una mascarilla o un paño húmedo

¿Qué hago si tengo una herida en el ojo por ceniza volcánica?

En caso de tener síntomas como sensación de cuerpo extraño dentro del ojo, dolor, enrojecimiento, lagrimeo, escozor o picor de ojos, lo más recomendable es que una vez evaluado el riesgo de salir de casa, acudir de emergencia al centro médico más cercano, este será capaz de detectar el nivel de daño y la patología que se esta causando tales problemas en el ojo y referir en casos de gravedad a un especialista oftalmólogo.

    Bibliografía

  1. Williamson, J. O. H. N., & Allison, M. (1967). Effect of temperature and humidity in the Schirmer tear test. The British journal of ophthalmology, 51(9), 596.
  2. Brenna H, Kutterolf S, Krüger K. Global ozone depletion and increase of UV radiation caused by pre-industrial tropical volcanic eruptions. Sci Rep. 2019;9(1):9435. Published 2019 Jul 1. doi:10.1038/s41598-019-45630-0
  3. Pabley, A. S., & Keeney, A. H. (1981). Welding processes and ocular hazards and protection. American journal of ophthalmology, 92(1), 77-84.
  4. Shinohara, H., Ohminato, T., Takeo, M., Tsuji, H., & Kazahaya, R. (2015). Monitoring of volcanic gas composition at Asama volcano, Japan, during 2004–2014. Journal of Volcanology and Geothermal Research, 303, 199-208.