Lentes intraoculares

Lentes Intraoculares

Las lentes intraoculares son lentes artificiales transparentes que el cirujano implanta en el ojo para corregir problemas de visión. Igual que la lente natural del ojo denominado cristalino.

El cristalino es una estructura transparente del interior del ojo que permite enfocar correctamente los objetos a diferentes distancias.

En un ojo sano, a partir de los 40 años la edad juega un papel inversamente proporcional a la amplitud de acomodación, lo que quiere decir que con el paso de los años, perdemos la capacidad acomodativa, lo que coloquialmente se conoce como vista cansada.

Por otro lado, puede ocurrir que el cristalino pierda transparencia y opacificación, lo que puede venir provocado por distintas causas, la más frecuente es la edad, lo que en este caso se denominaría catarata senil. Las causas de esta pérdida de transparencia del cristalino, están relacionadas con la descomposición y acumulación de proteínas. Los síntomas de la catarata son básicamente la aparición de la visión borrosa, pérdida de percepción de colores, y necesidad de una mayor iluminación para ver con claridad.

El tratamiento de la catarata es únicamente mediante cirugía, en esta intervención se sustituye el cristalino por una lente de altas prestaciones que permite recuperar la visión pérdida por la opacificación, este tipo de lente se denomina lente intraocular y hoy en día hay diferentes tipos en función a lo que busque cada paciente.

Generalmente son tipos de lentes intraoculares para la cirugía de catarata o presbicia. 

Tipos de Lentes Intraoculares

  1. Lentes intraoculares monofocales: permiten una corrección en un foco de distancia lejana y los pacientes necesitarán gafas para visión intermedia y cercana.
  2. Lentes intraoculares tóricas: Son lentes para corregir el astigmatismo y existen modelos monofocales, bifocales, trifocales o multifocales.
  3. Lentes intraoculares multifocales (trifocal): Son las más avanzadas del mercado actualmente y los pacientes alcanzan buena visión de lejos, intermedia y cerca. Proporcionan una gran independencia de gafas.

Riesgo Lentes Intraoculares

Las lentes intraoculares, son prótesis artificiales que se introducen en el globo ocular. Actualmente, los problemas o posibles efectos secundarios de las lentes intraoculares son mínimos y de escasa consideración, esto es debido al extraordinario desarrollo de los materiales con los que están fabricadas, cada vez más blandos y de componentes que no provocan rechazo del organismo ni molestias, no obstante, la introducción de una lente intraocular en el interior del ojo, no deja de ser una operación lo lo que siempre existe un riesgo de sufrir alguna complicación o contraindicación y es por eso que se recomienda una revisión anual con el oftalmólogo.

Durante la implantación de estas lentes, se aplicará una anestesia tópica, (con gotas) y se le cogerá una vía para la administración de medicación intravenosa para su confort durante el proceso.

Las revisiones se realizan una al día siguiente, otra la próxima semana y el alta sucede al mes.

Recuperación implante lente intraocular

El periodo de recuperación es corto gracias a que la cirugía es ambulatoria. Cada paciente tiene un tiempo de recuperación distinto pero la mayoría de ellos suelen recuperar la visión entre el primer y tercer día postoperatorio, siempre en relación a la persona y como de estricto sea en los días siguientes a la cirugía.

El postoperatorio que tiene que realizar consiste en un reposo relativo con higiene extrema durante unas semanas, evitar caídas y golpes, intentar dormir del lado contrario al ojo operado durante un día y no frotarse el ojo.

En algunos casos tras la operación en algunas personas pueden surgir lo denominados “halos”, que son fenómenos luminosos que consiste en un círculo blanco que aparece a veces alrededor de las luces comúnmente artificiales, de estos halos no hay que preocuparse ya que con el paso del tiempo mediante un proceso neuroadaptativo, desaparecen.