Iris del Ojo

Iris del ojo

El ojo humano está formado por diferentes partes, que entre todas, consiguen transmitir las imágenes a nuestro cerebro. En este articulo vamos a hablar del Iris, qué es, cuál es su función, por qué cada persona lo tiene de un color y sus principales patologías asociadas.

El Iris del ojo está situado entre la córnea y el cristalino, esta parte de nuestro ojo tiene un pigmento (color) diferente en cada persona y éste es determinado por el número de gránulos de color que contiene.

El color de nuestros ojos está determinado por factores genéticos y el color definitivo se adquiere entre los 6 y 10 meses de vida. Casi todos los bebes nacen con los ojos claros o grisáceos, esto es debido a una falta de melanina en la zona anterior del iris, con el paso del tiempo y con una progresiva exposición a la luz solar, los melanocitos del iris van generando pigmento y adquiriendo el color de ojos definitivo.

Existen varios genes y factores que afectan al color de nuestros ojos, los iris claros tienen una menor cantidad de melanina, mientras que los ojos negros o marrones contienen mayor cantidad de pigmentación.

Justo en el centro del iris se encuentra la pupila en forma circular negra, en el interior del Iris se encuentran una serie de pequeños músculos que hacen que la pupila se contraiga o se dilate permitiendo entrar la luz en el interior del ojo en mayor o menor cantidad, ajustándose para ver de forma óptima en condiciones más iluminadas o más oscuras.

¿Qué es el iris del ojo?

¿Cuál es la función del iris ocular?

Cómo explicábamos en el párrafo anterior, la principal función y más importante del iris es regular la cantidad de luz que entra al interior del ojo a través de la pupila, con la misión de ajustar el enfoque de los objetos en la retina

En ambientes más iluminados y con mayor cantidad de luz, los músculos del iris se contraen, disminuyendo la cantidad de luz que entra a la retina. De lo contrario, en situaciones más oscuras y con menor cantidad lumínica la pupila se dilata permitiendo una mayor entrada de luz a la retina.

Entre las funciones del iris también tenemos que mencionar que es la parte encargada de dar color a nuestros ojos, y como decíamos al principio del artículo, dependerá de la cantidad de melanina concentrada en las láminas.

¿Qué colores puede tener el iris?

El Iris tiene infinitas posibilidades y variedades de color, de hecho, no existen dos personas con un mismo color de iris. A continuación detallaremos las tonalidades de iris más comunes y explicaremos a que se deben:

  • Azul: Se da cuando existe una baja concentración de melanina en la parte anterior del iris. Se produce en aquellas personas en las que su estroma intercepta el trayecto de la luz al ser proyectada por el epitelio del iris hacia el exterior, la luz incide en el colágeno y se refleja el color azul.
  • Verde: Es una tonalidad entre el color marrón y el azul, es muy común en el continente europeo.
  • Castaño: Las personas con los ojos castaños poseen una gran cantidad de melanina dentro del iris, permitiendo absorber mucha luz, es uno de los colores más comunes.
  • Gris: No existe una explicación científica de por qué los ojos adquieren una tonalidad grisácea.

Un cambio en el color del iris puede indicar algún problema de salud.

cambio de color de iris

Principales enfermedades del iris

Se trata de una inflamación de la úveda que puede afectar al iris, inflamándose y produciendo picor, dolor y enrojecimiento, además de mayor sensibilidad a la luz o visión borrosa.

  • Heterocromía

Es una patología muy poco frecuente y se produce cuando el iris de cada ojo tienen color diferente.

  • Aniridia

Se trata de la ausencia de iris, y el paciente muestra un aspecto de ojos negros. Provoca disminución de visión y fotofobia. Además puede provocar diferentes patologías como cataratas, glaucoma, nistagmo, hipoplasia macular y foveal, y opacificación corneal por insuficiencia límbica.

  • Albinismo

En ciertos casos de albinismo, no existe melanina en el iris dejando pasar la luz y generando un reflejo de la hemoglobina de los vasos sanguíneos de la retina, esto se traduce en un color violeta e incluso rojo en la persona.

  • Anillo de Kayser – Fleischer

Se trata de un depósito de cobre en la periferia corneal de color dorado-verdoso en el punto de unión con la esclerótica. Es uno de los síntomas de la degeneración hepaticolenticular.

Sí presenta cualquier cambio en el color o en el aspecto del iris debe acudir al oftalmólogo para que pueda hacerle un diagnóstico y tratamiento precoz si fuera necesario.