Conjuntivitis y lentillas

Lentillas y conjuntivitis

¿Qué hacer si tienes conjuntivitis y usas lentillas?

Las lentes de contacto (LC) son una de las opciones de elección más habitual a la hora de corregir las ametropías, pero muchas de las veces su uso es abusivo y su mantenimiento incorrecto dando lugar a problemas oculares que afecten a la superficie corneal, a la producción de la lágrima y al transporte de oxígeno en la córnea.

El uso de lentes de contacto puede dar lugar a incomodidad y ojo seco, pero también puede ocasionar problemas más graves como la aparición de conjuntivitis, queratitis, úlceras corneales o reacciones tóxicas. Si este uso se hace de forma incorrecta, el riesgo de que se produzcan estos problemas es aún mayor.

Esa incomodidad limita el uso de las LC en el 20% de los casos, e incluso un 10% de los usuarios sintomáticos llega a abandonar las LC de forma definitiva.

Los pacientes usuarios de LC pueden presentar reacciones tóxicas debidas a los conservantes de las soluciones desinfectantes de limpieza de las LC que dan lugar a reacciones de hipersensibilidad y a la deficiencia de células límbicas.

Lentillas y conjuntivitis

El tratamiento en este caso va a ser evitar las soluciones de mantenimiento que incluyan el tóxico, que generalmente suele ser tiomersal, o utilizar LC de uso diario las cuales no necesitan produces de conservación.

La conjuntivitis papilar gigante es una de las complicaciones más frecuentes inducidas por el uso de LC con una incidencia entre el 1,5 y el 47,5%, siendo menos frecuente en usuarios de LC diarias.

Es una afección inflamatoria estéril con probable etiología mecánica y antecedentes de atopia, y los síntomas que refieren los pacientes son la sensación de quemazón, secreción y disminución de la tolerancia a las LC. Este tipo de conjuntivitis no está relacionado con carga biológica bacteriana.

El tratamiento inicial suele ser la aplicación de lágrimas artificiales para lubricar la superficie ocular y disminuir el uso de las LC hasta la resolución de la conjuntivitis y desaparición de síntomas.

Las conjuntivitis suelen tener evoluciones benignas que no afectan a la visión, pero que pueden complicarse si no se tratan adecuadamente.

Recomendaciones para poder disminuir el riesgo de molestias provocadas por el uso de LC

  • No utilizar las LC más de 8h diarias
  • No prologar la vida útil de las LC
    • Diarias: Utilizar la lentilla durante el día y desecharla al final de su porte
    • Quincenales y mensuales: Desechar las LC 15 o 30 días después de su primer uso independientemente del número de días que se hayan utilizado.
  • No dormir con LC
  • Limpiarlas diariamente después de cada uso
  • Limpiar el estuche donde se guardan de forma periódica y reemplazarlo cada 3/6 meses
  • Utilizar soluciones de mantenimiento adecuadas (no utilizar agua, saliva…)
Cuidados para las lentillas

Es importante cumplir con las indicaciones de las lentes de contacto y no alargar su porte más de lo recomendado para así poder evitar complicaciones oculares. Síntomas como dolor intenso, disminución de agudeza visual o importante fotofobia deben alertar al paciente.

Ante cualquier molestia no dude en solicitar cita en nuestra clínica oftalmológica para poder valorar en consulta el tratamiento más adecuado.