nistagmus

Nistagmus. ¿Qué es y Por qué se produce?

El Nistagmus da nombre a la patología ocular que provoca un movimiento involuntario de los ojos. Se trata de una patología poco común y se presenta como un movimiento continuo, rápido, involuntario y repetitivo de los ojos. En este artículo hablaremos de sus causas, diagnostico, así como del tratamiento para combatir este “temblor de ojos”, ya que varía según la causa que lo esté provocando.

¿Qué es el Nistagmus?

El nistagmus se trata de un movimiento involuntario e incontrolable que normalmente suele afectar de forma bilateral (en ambos ojos a la vez), sin embargo, en ocasiones puede afectar solamente a un ojo.

qué es el nistagmus

El movimiento de los ojos puede aparecer de diferentes formas:

  • Rotacionales
  • Verticales
  • Horizontales
  • Oblicuos
  • Combinación entre ellos

El Nistagmo Horizontal es el tipo de movimiento más común.

Clasificación del nistagmo

Podemos diferenciar diferentes tipos de Nistagmus: fisiológicos o patológicos:

Nistagmus fisiológico o “normal”: Éste puede aparecer en 3 situaciones diferentes:

  • Por compensación del movimiento y la rotación de la cabeza
  • En el momento que los ojos siguen un objeto moviéndose (ver pasar un tren)
  • Al desviar al lateral al límite nuestra mirada

Nistagmus patológico: Éste puede dividirse en otros 3 según su causa:

  • Neurológico: Está relacionado con patologías relacionadas con el sistema nervioso, enfermedades como esclerosis múltiple o tumores cerebrales.
  • Sensorial: En este tipo de Nistagmus la causa viene de un déficit visual elevado: enfermedades de retina, catarata…
  • Idiopático: se refiere al nistagmo infantil y aparece en los primeros 6 meses de vida a causa de un defecto del sistema neurológico encargado de estabilizar la mirada.

Movimientos ojo con nistagmus

Síntomas del nistagmus

Los síntomas del Nistagmus son claros. Se presenta un movimiento involuntario del globo ocular. Es muy importante diferenciar entre Nistagmo y blefaroespasmo, que es mucho más frecuente y se trata de una anomalía sin gravedad.

El síntoma principal es una mala visión, cuando el Nistagmus es infantil, la visión se ve más afectada, debido a que el movimiento no permite que la mirada se fije correctamente en el objeto y que las imágenes se proyecten de forma nítida sobre la retina, por lo tanto, el ojo no se desarrolla con normalidad.

Otro síntoma que puede aparecer en el Nistagmus adquirido es una sensación de que el entorno se mueve a tu alrededor.

Por otro lado, existen algunos casos en los que hay una posición de la mirada en la que el movimiento se reduce considerablemente e incluso desaparece, este efecto se llama “zona de bloqueo” obligando al paciente a girar la cabeza para fijar los ojos en dicha dirección, y provocando así, tortícolis.

¿Por qué se produce?

El Nistagmo puede ser por causas congénitas, neurológicas o idiopáticas. Debemos tener en cuenta que un movimiento involuntario de los ojos también puede aparecer de forma temporal a causa de un mareo, debido al consumo de sustancias estupefacientes o determinados medicamentos.

Existen algunas enfermedades que tienen como síntoma característico el Nistagmus:

  • Esclerosis múltiple
  • Ausencia de Iris
  • Lesiones cerebrales
  • Síndrome de Wallenberg
  • Infarto cerebral
  • Trauma craneal
  • Tumor cerebral

Diagnóstico del nistagmo

El diagnóstico se identifica fácil con una exploración del ojo. Será necesario un examen personalizado por un oftalmólogo. Dicha exploración incluirá una dilatación de la pupila para descartar otras posibles patologías como cataratas o anomalías del nervio óptico.

Tratamiento del Nistagmus

El tratamiento variará según el tipo de Nistagmus al que nos enfrentemos, si éste es provocado por otra patología asociada, es muy importante comenzar un tratamiento específico de la misma.

Tratamientos para nistagmus

Las inyecciones de toxina botulínica se suelen emplear con el objetivo de provocar cierto grado de parálisis en músculos asociados al ojo y conseguir disminuir el movimiento.

Además, para evitar que la patología desemboque en una tortículis, podemos emplear unas gafas especiales (con prismas) o cirugía de los músculos.