Oculplastia

OCULOPLASTIA

La oculoplastia, también conocida como cirugía oculoplástica o cirugía plástica oculares la especialidad oftalmológica que se ocupa de las patologías perioculares (los párpados, la órbita y las vías lagrimales).

¿Qué es la oculoplastia?

Esta subespecialidad de la oftalmología incluye una gran variedad de procedimientos médicos y quirúrgicos que tratan las afecciones de estas estructuras como malposiciones, inflamaciones o pérdida de elasticidad de los párpados. La corrección quirúrgica de estas afecciones o patologías puede ser funcional, estética o de ambas.

cirugia oculoplastia

Afecciones comunes

A continuación, vamos a explicar brevemente como la oculoplastia corrige algunas de las afecciones más comunes:

  • Blefaroplastia:

La blefaroplastia o cirugía de párpados es el procedimiento quirúrgico en el cual el especialista puede remodelar o extirpar el exceso de tejido de los párpados superiores e inferiores.

La cirugía puede ser funcional, por una pérdida de visión debida a la caída de uno o ambos párpados (ptosis palpebral)o estética, para rejuvenecer el rostro quitando el exceso de piel (dermatochalasis). Para más información:

*Ptosis palpebral: caída de uno o ambos párpados, que puede producir alteración estética o funcional.

*Dermatochalasis: exceso de piel de los párpados que puede estar asociada con una protusión de grasa.

  • Xantelasma:

El xantelasma es un pequeño bulto benigno de grasa. Puede aparecer en uno o en ambos párpados. No cursa con dolor, es un problema estético.

  • Entropión y ectropión:

El entropión se produce cuando el párpado inferior se invierte, haciendo que las pestañas rocen con el globo ocular, lo que crea irritación en la córnea y en la conjuntiva. Esto produce en el paciente una sensación de cuerpo extraño, lagrimeo y fotofobia.

El ectropión aparece cuando hay una eversión del borde palpebral por lo que está alejado de su posición normal.Puede producir lagrimeo, conjuntivitis, ojo seco…Es el proceso contrario al entropión.

El tratamiento quirúrgico es el elegido para tratar estas dos afecciones y así mejorar la calidad de vida de paciente.

  • Parálisis facial:

El lagoftalmos se produce cuando el paciente tiene un cierre incompleto de los párpados. Esto hace que el paciente pueda acudir a consulta por problemas de sequedad ocular que podría llegar a empeorar la calidad de visión del paciente. Si es leve el tratamiento consistirá en lubricar el ojo. En casos más severos se puede operar.

  • Pterigión: Es un tejido anómalo que crece de conjuntiva (parte blanca el ojo) hacia la córnea.

Produce molestias como irritación ocular, rojez, sensación de cuerpo extraño, lagrimeo, y puede llegar a impedir la visión si invade la pupila.

Se suele aconsejar la extirpación quirúrgica.

  • Evisceración/enucleación: en la evisceración se elimina todo el contenido del globo ocular, manteniendo las capas externas del ojo.

En la enucleación se elimina el globo ocular completamente.

Se llegan a producir estas cirugías por infecciones muy graves, ojos que han perdido completamente su visión, tumores intraoculares que no responden a tratamiento, traumatismos graves…

Existen tumores oculares benignos y malignos, por lo que se recomienda un diagnóstico precoz para su tratamiento.

  • Ptosis de ceja: Se origina un descolgamiento de la ceja respecto a su posición natural.

Se puede intervenir quirúrgicamente para solucionarlo y volver a posicionar la ceja en su estado original.

oculoplastia pre y postoperatorio

Pre y postoperatorio

Tanto el preoperatorio como el postoperatorio va a variar dependiendo de la cirugía a la que se someta. Recomendamos acudir a su oftalmólogo para una revisión anual completay para la valoración de cualquier signo que presente. Algunas recomendaciones tras la cirugía son:

  • Es aconsejable dormir boca arriba
  • Lavar la zona con especial cuidado tras la intervención para evitar infección, irritaciones, etc.
  • Realizar diariamente las curas indicadas por el especialista.
  • No maquillarse durante una semana tras la operación.
  • Seguir el tratamiento indicado por el médico especialista.
  • Durante los primeros días, tras la operación, se inflamará la zona, para lo cual se recomienda la aplicación de compresas frías o hielo.
  • Puede aparecer picor, irritación o lagrimeo excesivo.
  • No realizar movimientos bruscos ni grandes esfuerzos.
  • Evitar la exposición al sol hasta pasados tres meses desde la intervención para favorecer la cicatrización.
  • Para eliminar la acumulación de líquidos es recomendable realizar drenajes linfáticos durante la primera semana tras la cirugía. De esta manera se reducirá el postoperatorio y favorecerá la recuperación.

Beneficios

Los beneficios de la oculoplastia o cirugía plástica ocular se centran en resolver problemas patológicos y al mismo tiempo cubrir cuestiones estéticas como el rejuvenecimiento facial o la modificación de aspecto de los ojos.

Puede consultar más información en el siguiente enlace de nuestra página web: https://www.martinezdecarneros.com/cirugia-de-parpados-o-blefaroplastia/