oflalmología pediátrica en Madrid

Problemas oculares en niños

Gran parte de los problemas visuales que tenemos comienzan a desarrollarse a una edad temprana, por eso, aunque los niños no presenten síntomas o muestren descontento con su calidad visual, es importante realizarles revisiones en una clínica u hospital que disponga oftalmología pediátrica de forma periódica, ya que en muchos casos no serán conscientes de que su visión no es todo lo buena que debería. oftalmología pediátrica

¿Cuáles son los problemas visuales más frecuentes durante la infancia?

Existen varios problemas oculares que pueden afectar a los niños en sus primeros años de vida, sin embargo, los más frecuentes tienen que ver con los errores refractivos, como son la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía:
  • Miopía: se trata de un error refractivo que produce una visión borrosa y poco clara de los objetos a una distancia lejana. Es producida por una curvatura excesiva del cristalino.
  • Astigmatismo: Consiste en una curvatura irregular de la córnea, provocando la percepción de las imágenes distorsionadas y con un contorno de los objetos poco claro.
  • Hipermetropía: Afecta a la visión cercana, generando una imposibilidad de ver con claridad los objetos más próximos, esto sucede debido a un defecto en nuestro cristalino, que hace que los rayos de luz se proyecten más allá de la retina.
Por otro lado, otros problemas también muy comunes en los niños son la ambliopía (ojo vago); la discromatopsia (alteraciones en la percepción de los colores) y el estrabismo:
  • Ambliopía: también denominado como ojo vago, se trata de una de las principales causas más comunes de pérdida de visión en los países desarrollados, y afecta aproximadamente al 5% de la población. Es muy importante mantener un control en los niños, especialmente en los prematuros o con antecedentes familiares con errores refractivos o problemas relacionados con la retina.Será clave  un diagnóstico precoz para intentar corregirlo a tiempo, algunos síntomas pueden ser dolor de cabeza o cervical o que se salte o confunda las letras al leer.
  • Discromatopsia: Se trata de la alteración de la visión cromática, y supone una ceguera parcial a los colores, ya que la acromatopsia total es muy poco común. Esta patología puede ser hereditaria y congénita, (principalmente lo padecen los hombres y lo transmiten las mujeres) o adquiridos.
  • Estrabismo: se trata de un defecto visual que afecta al correcto paralelismo de los ojos, de modo que cada ojo mira hacia puntos diferentes. Existen dos posibles casos dentro del estrabismo, a veces uno de los ojos actúa como dominante y el otro se desvía, y en otros existe una alternancia entre ambos ojos, utilizando en algunos momentos el ojo derecho (desviando el izquierdo) y en otros, el izquierdo (desviando el derecho). Es muy importante mantener un control en los niños que les hayan diagnosticado estrabismo ya que un tratamiento a tiempo será fundamental para poder corregirlo. A partir de los 7 años de edad, será muy complicado aplicar un tratamiento efectivo.
operación de miopía infantil

Síntomas de posibles problemas oculares en los niños

Muchas veces no existen síntomas claros y evidentes para detectar una patología en los niños más pequeños, como es el caso de la ambliopía o el ojo vago, en ocasiones el niño puede padecer dolores de cabeza o de cervicales, sin embargo, estos pueden pasar desapercibidos o ser relacionados con otra causa. Por eso será fundamental acudir a revisiones periódicas, especialmente si el niño tiene dificultades al leer o incluso confunde o se salta letras. En los defectos refractivos, como son la miopía, astigmatismo o hipermetropía, debemos de poner especial atención al comportamiento de los niños, sobre todo en los siguientes aspectos:
  • Acercarse demasiado los objetos o leer textos
  • Enfocar con los ojos para poder ver a larga distancia
  • Confusión en el reconocimiento de personas a una distancia lejana
  • Ponerse demasiado cerca del televisor
  • Que tenga preferencia por actividades que requieran una visión cercana
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio visual
Otras patologías como el estrabismo muestran síntomas más evidentes, siendo más fáciles de diagnosticar a tiempo y así poder emplear un tratamiento.

Cuándo conviene hacer una revisión ocular a los niños

Será fundamental mantener un control exhaustivo de la salud ocular de los niños mediante revisiones periódicas con un especialista, un tratamiento a tiempo puede evitar daños  o consecuencias.  revisión ocular niños Es conveniente que la primera revisión ocular se realice en su primer año de vida ya que pueden llegar a edades más avanzadas con problemas que con un diagnostico precoz podrían haberse prevenido.  La segunda revisión es conveniente realizarla entre los 3 y los 4 años para controlar la aparición o evolución de patologías o errores refractivos. La tercera revisión se debe de hacer a los 6 años, que es cuando el sistema visual de un niño ya es similar al de un adulto. En la Clínica Martínez de Carneros contamos con una unidad especializada en oftalmología pediátrica dedicada a tratar a los más pequeños, si lo desea puede pedir su cita a través de nuestra web, escribiéndonos en Whatsapp o llamando directamente a nuestro número de teléfono.