Dioptrías

¿Qué es una dioptría?

La dioptría (dp) es uno de los conceptos oftalmológicos más utilizados por todo el mundo en nuestras conversaciones diarias. Aún así, ¿sabemos exactamente qué es una dioptría?

Dioptría, definición.

¿Qué es una dioptría? La definición básica de la dioptría nos muestra que nos encontramos ante una unidad de medida.

Su uso en la oftalmología está destinado a la medición que nos expondrá de manera clara qué potencia, o poder refractivo, tiene una lente.

Cuando hacemos referencia al poder refractivo nos estamos refiriendo a la desviación de la luz que entra en nuestro ojo. El aumento de dioptrías provoca un aumento de la desviación del haz de luz. Véase de otra forma: si la luz se desvía una vez entra por la lente ocular, tendremos dioptrías. Conforme las dioptrías vayan en aumento, mayor será esta desviación.

Definición de dioptría

Al tratarse de una unidad de medida, y por lo tanto, esta tendrá su propia escala de medición. La evaluación de las dioptrías se hará en intervalos de 0,25 conforme vayan aumentando.

Podemos diferenciar entre dos tipos de dioptrías dependiendo del ángulo de la desviación: dioptrías positivas y negativas.

  • Dioptrías positivas: se consideran positivas cuando la lente está desviando la luz de manera convergente. Aquí entra el concepto de la hipermetropía.
  • Dioptrías negativas: cuando la lente las desvía de manera divergente. En este caso hablaríamos de la miopía.

¿Cómo se corrigen las dioptrías?

Muchas veces los pacientes se preguntan si las soluciones a sus problemas visuales tienen solución. ¿Pueden por lo tanto corregirse las dioptrías de los ojos? La respuesta a la pregunta es sí. De hecho, para corregir la dioptría en nuestros ojos existen varias posibilidades que nombraremos a continuación:

  • Utilización de lentes para la vista: El método más común que se utiliza para la corrección de este problema es el uso a través de las lentes. Estas corregirán la desviación de la luz haciendo que el paciente pueda volver a ver de manera correcta y a percibir las imágenes tal cual son.
De esta forma se estarían evitando las dioptrías durante el tiempo que se utilice la gafa. De hecho, no tiene por qué cerrarse al uso de gafas, ya que lentes de contacto como son las lentillas tienen la misma función en la corrección de las dioptrías al ojo.
Como ya hemos comentado, esta solución es temporal mientras el paciente esté en uso de las lentes, terminando su efecto una vez se quitan sus gafas o lentillas y volviendo a la visión natural de cada ojo.
  • Corrección a través de cirugía refractiva: De igual forma, la cirugía ocular puede ser la solución para controlar el problema refractivo y así poder corregir la desviación natural de nuestro ojo. Como ya hemos podido ver en el apartado anterior, las gafas nos servían para complementar de manera temporal al ojo y así recuperar la visión normal.
  • La cirugía va más allá, consiguiendo una modificación completa del defecto refractivo, y así, ayudarnos a prescindir de las gafas y las lentillas. De esta manera la cirugía estaría actuando directamente sobre la estructura del globo ocular redirigiendo por lo tanto la curvatura de la luz. Gracias a la cirugía escapamos del uso de un complemento visual como las gafas y podremos disfrutar de la buena visión en todo momento. Aún así, cabe destacar que estas cirugías pueden no ser definitivas, ya que en contadas ocasiones un ojo sano tras una operación ha sufrido de nuevo el crecimiento de las dioptrías.

¿Se puede frenar el avance de las dioptrías?

Actualmente no existen tratamientos ni técnicas demostradas científicamente que demuestren una frenada del aumento de dioptrías, sin embargo, existen hábitos que están relacionados con el aumento de dioptrías. Aquellas personas cuya actividad les requiera estar largos periodos de tiempo frente a pantallas y en sitios cerrados pueden ser más propensas a aumentar la progresión de dioptrías, de lo contrario, favorecerá a gozar de una buena salud ocular permanecer en espacios abiertos y no abusar de pantallas a distancias cortas.
prevención de miopía

Ahora ya conoces mejor qué es una dioptría y cuáles son las posibles soluciones a su evolución. Llegados a este punto, te informamos de que nuestros mejores especialistas y profesionales en la salud ocular recomiendan acudir a la consulta de tu oftalmólogo para poder medir tus dioptrías y así saber cuál es el método más adecuado para tus ojos. Detectar una miopía o hipermetropía a tiempo es fundamental especialmente a edades tempranas, por lo que siempre es aconsejable la visita a su oftalmólogo de manera periódica. En la clínica oftalmológica Martínez de Carneros podrás pedir cita para que te ayudemos con tus problemas refractivos y te ayudemos de la manera que más se acomode a tus necesidades y características oculares.