Revisión ocular para los niños. Cuidando la vista de los más pequeños

Cuando nacemos el sistema visual no está maduro y va evolucionando hasta los 7-8 años de edad. Por eso es importante que muchos problemas visuales sean tratados durante la infancia. Es considerable que los niños pasen revisiones oftalmológicas lo antes posible, en concreto antes de comenzar el colegio, ya que la detección y el diagnóstico precoz de algunas anomalías visuales es clave para prevenir futuros problemas en el aprendizaje y en las habilidades sociales. Por ello una cuestión muy demandada entre los padres de niños pequeños es sobre qué edad es recomendable empezar con las revisiones oculares.

Cuando hacer la primera revisión ocular en un niño

Los niños pequeños no tienden a advertir de un problema visual a los padres, generalmente, porque en la mayoría de las ocasiones, no son conscientes de que ven mal.
La buena salud ocular en el desarrollo de un niño es muy importante, por ello, y para evitar que un déficit visual pueda suponer un problema mayor, es muy aconsejable hacer revisiones oftalmológicas de forma periódica, en general, anuales y al inicio de curso.
Es difícil estimar el momento idóneo para una primera visita oftalmológica, pero, si todo va bien, los 3 años de edad son la cifra que debemos tener en cuenta, ya puede responder a los estímulos y peticiones del doctor/a en consulta y empieza a realizar tareas que suponen un esfuerzo visual en su día a día, tanto en la escuela como en casa. Esta primera consulta puede adelantarse en casos de niños con antecedentes familiares de patologías oculares.
oftalmologo infantil madrid  
Algunos problemas, como la ambliopía, pueden tratarse cuando son bebés y niños pequeños, pero son irreversibles una vez el niño crece. Por eso, ante cualquiera de los siguientes síntomas desde nuestra clínica oftalmológica aconsejamos realizar una revisión completa:
  • Bajo rendimiento escolar
  • Falta de atención y concentración
  • Evita actividades como leer, pintar o juegos que requieren visión de cerca
  • Ladea la cabeza para enfocar
  • Dificultad para distinguir los colores
  • Molestia frente a la luz
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Manchas blanquecinas en la zona de la pupila
En general, las revisiones rutinarias, deberían ser:
  • De 0 a 3 años si los padres, tutor o pediatra notan cualquier anomalía ocular (miopía, estrabismo, pupila blanca, etc.)
  • A los 3-4 años: Revisión obligatoria sobretodo si los padres llevan gafas.  A esta edad el niño puede colaborar en ciertos test de visión por lo que se puede detectar defectos de refracción y ojo vago poniendo un tratamiento eficaz.
  • Cada año hasta los 14 años, dependiendo si existe o no defectos de refracción.
Si algún síntoma le ha resultado familiar o todavía no ha realizado alguna de las revisiones, no dude en pedir cita en nuestra sección de oftalmología pediátrica. clínica oftalmológica infantil en Madrid

Consejos para una buena salud ocular en los niños.

Es importante que los niños aprendan a cuidarse los ojos y sepan qué hacer si tienen algún problema o síntoma que afecte a la visión. Algunos de los siguientes consejos les ayudarán a prevenir infecciones y enfermedades futuras Para ello es necesario:
  • Una revisión anual por un oftalmólogo. revisión ojos niños
  • Mantener una dieta sana y equilibrada: una alimentación rica en vitaminas y minerales es fundamental junto con la suficiente actividad física para disfrutar de una buena salud ocular.
  • Las gafas de sol son un accesorio esencial para cuidar nuestra vista en cualquier momento del año, principalmente con el principio de verano, cuando los niños están más expuestos a actividades al aire libre.
  • Evitar frotarse los ojos de manera brusca, especialmente si tienen las manos sucias. Esto es importante porque es uno de los hábitos más dañinos que suelen tener, y más común a la hora de coger infecciones. Por eso, es importante tener las manos limpias antes de tocarse los ojos.
  • Mantener a los niños a una distancia adecuada del televisor, ordenador y móviles. Una distancia demasiado corta y una exposición prolongada al brillo de las pantallas puede causar fatiga visual. En este caso, es recomendable descansar cada 30 minutos la visión mirando a un punto lejano sin enfocar durante unos 10-15 segundos.
  • Buena iluminación a la hora de realizar las tareas del colegio, leer, dibujar, con la luz enfocando al libro u objeto con el que van a realizar el esfuerzo visual.
  • En caso de utilizar gafas, mantenerlas bien ajustadas y las lentes sin rayar para no forzar la vista.
  • Descansar al menos 8 horas diarias proporciona una buena visión en el día a día.
  • Prevenir golpes en la zona de los ojos, utilizando la protección adecuada a la hora de realizar deporte u otras actividades.
  • Educar a los niños y concienciar a los padres a cerca de las medidas necesarias asegura una buena salud visual y nos permite prevenir algunas enfermedades oftalmológicas.
Para más información no dude en consultar con nuestros especialistas en el 915778800. No olvide compartir en sus redes sociales para ayudar a más personas.