sinequia ocular que es

Sinequia Ocular – ¿Qué es? – Tipos y Tratamiento

La sinequia ocular está relacionada con el iris, el cual tiene un papel fundamental en fisiología ocular, es una membrana que se localiza entre la córnea y el cristalino. Cuya función es controlar la cantidad de luz que entra en el ojo, mediante la regulación del tamaño pupilar mediante unos músculos. Tiene un papel importante en patologías como la uveítis y el glaucoma.

¿Qué es una sinequia ocular?

Las sinequias oculares son las adhesiones que se producen entre las estructuras del ojo y dan como resultado una inflamación. En el caso de las sinequias iridianas, se trata de la adhesión del iris con alguna estructura anatómica colindante, bien a la córnea o al cristalino.

Suele apreciarse a simple vista, pero en la mayor parte de los casos es necesario un examen ocular profundo con la lámpara de hendidura, para su diagnóstico.

sinequia ocular tratamiento

Tipos de sinequias oculares

    • Sinequia anterior:

También conocidas como sinequias iridocorneales, es la adhesión entre el iris y la córnea.

    • Sinequia posterior:

Denominadas también sinequias iridocristalinas, se trata de una adhesión entre el cristalino y el iris. Cuando esa adhesión afecta a los 360º del iris, recibe el nombre de seclusión pupilar.

Pueden ser de origen congénito o estar provocadas por un traumatismo.

Ambos casos de sinequias pueden provocar glaucoma en el paciente. En el caso de la sinequia anterior, el glaucoma que puede producirse es de ángulo cerrado, es decir, el iris no permite que el humor acuoso drene, provocando una elevación de la presión intraocular.

En el caso de la sinequia posterior, al existir adherencia del iris con el cristalino, se produce un bloqueo del humor acuoso desde la cámara posterior a la anterior, lo que provoca esa elevación de la presión intraocular.

¿Cuáles son sus Causas?

  • Traumatismo ocular: un golpe fuerte que provoque la alteración del drenaje del humor acuoso localizado en los ojos.
  • Complicación tras una intervención quirúrgica ocular: de no ser tratada adecuadamente puede derivar en una sinequia.
  • Factor congénito: es decir, puede surgir de nacimiento. Será entonces el médico oftalmólogo el que se encargue de que sus efectos no afecten en el día a día del paciente.
  • Efecto de una uveítis: la uveítis es una inflamación de cualquiera de las partes que forman la úvea:
    • Iris
    • Cuerpo ciliar
    • Coroides

Cuando se trata de una inflamación significativa, puede dar lugar a una sinequia.

  • Cataratas: en los casos de cataratas avanzadas, lo que puede alterar el líquido situado entre la cámara posterior y anterior del ojo.

sinequia ocular

Tratamiento

Dependiendo del tipo de sinequia el tratamiento será uno u otro:

  • Colirios midriáticos y ciclopléjicos: para prevenir y romper las adhesiones, al tener un efecto dilatador.
  • Antifibrinolíticos con el fin de romper esas esas estructuras fibrosas que componen la malformación y eliminarlas.
  • Medicamentos antiinflamatorios
  • Fármacos para reducir la presión intraocular mientras se trata la sinequia
  • Iridotomía láser periférica en paciente que desarrollen cierres angulares
  • Tratamiento quirúrgico de la sinequia.

No obstante, el tipo de sinequia que presentemos, lo más importante del asunto es que la anomalía sea tratada en el menor plazo posible. Cuando no es así, la inflamación que caracteriza a este problema puede dar lugar a efectos como la deformación de las pupilas, el glaucoma secundario y otras enfermedades similares.

Independientemente del tipo de sinequia ante el que nos encontremos, lo primordial es tratarla de inmediato, ya que, de no ser así, esta inflamación podrá dar lugar a deformaciones en la pupila o como hemos dicho anteriormente, glaucoma u otras patologías oculares.

Para cualquier duda o consulta no dude en contacta con nosotros o pedir cita. No olvide compartir el artículo en redes sociales.

Fuentes:

Dejar un comentario