Tipología del ojo vago: así se manifiesta la ambliopía

La ambliopía se produce cuando las células cerebrales encargadas de la visión de uno de los ojos no se desarrollan durante la infancia. Esto genera dos imágenes diferentes en el cerebro y para evitar la visión doble, suprime una de ellas, favoreciendo el desarrollo de la visión del otro ojo. De esta forma, la visión no evoluciona como debería produciendo el conocido “ojo vago”.

La ambliopía u ojo vago se manifiesta como una disminución de la agudeza visual sin que exista alteración estructural en el ojo. Es la causa más común de los problemas de visión en niños.

Es un problema visual difícil de observar en los bebés, pues no muestran síntomas. Sí se puede apreciar:

  • Dificultad para seguir un objeto en movimiento con la vista
  • Giros de la cabeza de forma anormal
  • Leve desviación de los ojos

Niños mayores suelen quejarse de:

  • Dolor ocular
  • Lagrimeo
  • Picor de ojos
  • Mareos
  • Dolor de cabeza

En edades más avanzadas se podría sospechar de ambliopía cuando sus problemas visuales no pueden ser compensados con gafas ni lentes de contacto.

Por ello, desde la clínica Martínez de Carneros recomendamos revisiones oftalmológicas anuales independientemente de la edad. Así evitaremos las secuelas de defectos visuales y aseguraremos el éxito escolar de los más pequeños. 

Estrábica, refractiva y otros tipos de ambliopía existentes

¿Cuáles son los principales tipos de ambliopía?

Las diferentes clases de ambliopía son:

  • AMBLIOPÍA ESTRÁBICA: es la causa más frecuente de ambliopía y médicamente se conoce como “ojos desviados”.  Está asociada al estrabismo, es decir, la alineación incorrecta de los ojos. Al cerebro llegan imágenes confusas y distorsionadas que no puede fusionar. Por ello, anula progresivamente una de las dos imágenes y así consigue que la imagen final tenga sentido y no se produzca una mala visión. 

Si la desviación es intermitente o se alterna entre ambos ojos, es posible que no se produzca ambliopía estrabísimica. 

Este tipo de ambliopía se corrige mediante lentes o cirugía correctora.

  • AMBLIOPÍA ANISOMETRÓPICA: junto a la ambliopía estrábica, es una de las causas más frecuentes de ojo vago. Es causada por la diferencia de refracción en cada ojo, miopía, hipermetropía y astigmatismo. Estos defectos refractivos provocan un enfoque distinto en la retina y el cerebro utilizará la imagen del ojo cuyo funcionamiento sea más adecuado, es decir, la imagen menos borrosa, suprimiendo la otra y dando preferencia al ojo menos afectado.  

En este tipo, no se producirá ambliopía, aunque el defecto refractivo sea grande si es similar en ambos ojos.

Su tratamiento se realiza mediante gafas, lentes de contacto, o incluso puede requerir terapia visual.

  • AMBLIOPÍA REFRACTIVA: es aquella producida por la percepción de imágenes borrosas en uno de los ojos debido a una mala compensación miópica o hipermetrópica. 

Si el defecto refractivo en ambos ojos es importante, la imagen que se forma es tan borrosa que puede llegar a producir ambliopía. Incluso en estos casos, uno de los ojos suele funcionar mejor que el otro. Se denomina ambliopía bilateral.

Se corrige de la misma manera que la ambliopía anisometrópica.

  • AMBLIOPÍA POR DEPRIVACIÓN VISUAL: es provocada por la disminución de la visión en un ojo por problemas físicos que provocan que la luz no llegue de forma correcta a la retina afectando a la imagen retiniana formada. 

Puede ocurrir, por ejemplo, por: 

  • Catarata congénita, en la que determinados tejidos del ojo no son transparentes. 
  • Defectos en la estructura de la córnea.
  • Enfermedades retinianas.
  • Ptosis palpebral, que impiden la apertura completa de uno de los dos ojos y su correcto desarrollo en el niño.

En definitiva, patologías que interfieran en el correcto desarrollo de la visión en la edad pediátrica. Deben ser tratadas estas causas, algunas de ellas con cirugía, antes de empezar el tratamiento de la ambliopía.

Es el tipo de ambliopía más grave, por lo que empezar el tratamiento lo antes posible es fundamental.

Como se puede observar, la ambliopía suele ocurrir junto al estrabismo. Sin embargo, puede aparecer ambliopía sin estrabismo y, también, estrabismo sin ambliopía. 

La ambliopía estrábica, refractiva y anisometrópica son de naturaleza funcional, es decir, se producen por un incorrecto desarrollo del del sistema visual por causas diversas no físicas, mientras que la ambliopía por deprivación es causada por un problema físico en el ojo.

Existen otros tipos de ambliopía como:

  • Ambliopía tóxica: como consecuencia del consumo de fármacos, alcohol o tabaco.

En la Clínica Martínez de Carneros somos expertos en el diagnóstico y tratamiento de la ambliopía. El oftalmólogo pediátrico puede descartar estas patologías a cualquier edad y sin necesidad de colaboración por el niño. Todo tratamiento precoz tendrá un beneficio en el desarrollo visual de los niños.  Si tienes alguna duda, estaremos encantados de poder ayudarte. 

BIBLIOGRAFÍA:

https://www.cnoo.es/que-es/ojo-vago
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001014.htm
https://www.opticaliacallao.com/blog/salud-visual-infantil-ambliop%C3%ADa
https://areaoftalmologica.com/blog/oftalmopediatria/tipos-de-ambliopia/
https://www.elisaribau.com/tipos-ambliopia-ojo-vago-puede-tomar-varias-formas/
https://www.estrabologia.org/patologias/ambliopia/
https://fernandezagrafojo.com/que-es-la-ambliopia-u-ojo-vago-y-como-se-trata/