Tipos de Cirugía Refractiva

¿Qué es la cirugía refractiva?

La cirugía refractiva comprende todos los procesos quirúrgicos que se llevan a cabo para corregir defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía o  el astigmatismo, con el fin de que el paciente pueda prescindir del uso de gafas o lentes de contacto.

Algunas de las técnicas más importantes son:

  • Lasik: Consiste en colocar un anillo que ejercerá presión sobre el ojo (para evitar que se mueva) y posteriormente realizar un corte en el tejido superficial de la córnea con cuchilla (microqueratomo). Posteriormente se levantará la capa (Flap) antes hecha para que el láser de excímero aplique el tratamiento. Una vez finalizado se coloca nuevamente el flap para que se adapte a córnea.
  • Femtolasik: Esta técnica sigue un proceso muy similar al Lasik tradicional. Sin embargo en este tipo de intervención el microqueratomo es sustituido por un preciso láser, láser de FEMTOSEGUNDO, que mediante pulsos infrarrojos es capaz de crear pequeñas burbujas de CO2 que separan el tejido corneal sin necesidad de corte y crean el flap de manera mucho más precisa, segura y natural. Luego, al igual que en el Lasik,  se aplica el tratamiento con el láser de excímero para corregir el defecto refractivo y se vuelve a colocar el flap sobre la córnea.
  • El uso del láser de FEMTOSEGUNDO reduce al mínimo las posibilidades de complicaciones       quirúrgicas. Además de garantizar mejores resultados y más seguridad durante la cirugía.
  • PRK: Esta técnica consiste en retirar el epitelio (la capa más fina de la córnea) con una pequeña espátula quirúrgica y aplicar directamente el láser de excímero sobre la córnea sin epitelio. Finalmente se aplica una lente de contacto terapéutica (para disminuir las molestias del postoperatorio) y se limpian los posibles restos. Es una técnica muy segura y precisa que tiene como mayor desventaja el postoperatorio, que puede llegar a durar hasta 2/3 días, mientras se regenera el epitelio.
  • ICL: Consiste en introducir una lente intraocular entre el iris (zona coloreada del ojo) y el cristalino (parte con forma de lente encargada de enfocar los objetos que se encuentran a distancia). Esta lente lleva la graduación que el paciente necesita para no tener que llevar gafas. Normalmente esta indicada para aquellos pacientes con graduaciones muy altas o córneas que no pueden ser tratadas con láser. El resultado visual con esta cirugía es excelente y el paciente suele alcanzar un alto grado de satisfacción.

Cabe destacar que la Clínica Oftalmológica Martínez de Carneros ha sido destacada y premiada como la Clínica de España con mayor implantación de lentes ICL en el año 2016.

Actualmente en la Clínica Martínez de Carneros realizamos las cirugías refractivas de Femtolasik, PRK e ICL.

Para más información Consulta aquí

¿Quieres operarte? Pide tu cita