Glaucoma

Todo sobre el Glaucoma

Un millón de españoles padecen glaucoma, de los que la mitad ni siquiera lo sabe.

Dr. Paloma Martínez de Carneros

Tweet

¿En qué consiste el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad ocular que se caracteriza por la alteración del nervio óptico. El factor de riesgo más importante es al aumento de la presión intraocular, de ahí la importancia de realizar exámenes oftalmológicos para poder detectarlo. Un diagnóstico precoz con un tratamiento adecuado evitaría el 80% de los casos.

¿Quién puede padecer glaucoma?

En todas las revisiones oftalmológicas, realizamos la medida de la presión intraocular de nuestros pacientes para mantener un buen control, pero hay pacientes que corren mayor riesgo de padecer glaucoma que otros, como:

  • Mayores de 40 años
  • Aquellos con antecedentes familiares por glaucoma.
  • Miopes
  • Pacientes con presión ocular alta
  • Pacientes diabéticos.

Tipos de glaucoma y síntomas

El glaucoma más frecuente es:

  • Indoloro
  • Asintomático
  • Irreversible

Por otro lado, está el glaucoma agudo, que, aunque menos frecuente, también se da en la población y cuyos síntomas son:

  • Dolor ocular
  • Mareos
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Visión borrosa

Tipos de Glaucoma:

  • Congénito
  • Secundario
  • Pigmentario
  • Pseudoexfoliativo
  • Traumático
  • Neovascular

¿Cómo se puede detectar el glaucoma?

La única manera de diagnosticar el glaucoma es con un examen ocular completo. El glaucoma es una enfermedad asintomática y, por tanto, indetectable para los pacientes en fases iniciales. A medida que la enfermedad va avanzando, el campo visual periférico se va reduciendo y es entonces cuando el paciente es consciente de que algo va mal y decide acudir al oftalmólogo. Una vez llegado a esta fase es demasiado tarde, ya que lo único que puede hacer el especialista es frenar su avance con tratamiento médico o quirúrgico, pero la visión perdida no se puede recuperar.

¿Cómo se puede prevenir el glaucoma?

Es una enfermedad crónica que requiere revisiones oftalmológicas periódicas con un buen cumplimiento del tratamiento para frenar la enfermedad. Recomendamos revisión anual a todos los pacientes con antecedentes familiares por glaucoma y revisión cada dos años a partir de los 40 años.

¿Cómo se puede tratar el glaucoma?

Existen 3 líneas de tratamiento para aumentar el drenaje o disminuir la producción de humor acuoso:

  • Tratamiento médico: tenemos al alcance gotas hipotensoras que se aplican una, dos o tres veces al día, dependiendo del caso del paciente.
  • Tratamiento láser: de carácter preventivo utilizamos la iridotomía con láser YAG. La trabeculoplastia láser e incluso la ciclofotocoagulación.
  • Tratamiento quirúrgico: existen tres técnicas que favorecen la filtración del humor acuoso a través de una ventana escleral. Trabeculectomía, esclerotomía no perforante EPNP y la implantación de válvulas.

¿Todos los glaucomas tienen el mismo tratamiento?

No, depende del caso clínico del paciente.

¿Cuándo es aconsejable una cirugía?

Cuando las dos líneas de tratamiento anteriores no han sido suficiente y el glaucoma sigue avanzando. La técnica empleada es la trabeculectomía o EPNP. El fin de esta intervención es la reducción de la presión intraocular para que el nervio óptico no se vea afectado. La cirugía consiste en crear una vía de comunicación entre la cámara anterior del ojo y el espacio subconjuntival, para reducir la presión intraocular.

Para saber más acerca del tratamiento y la operación de glaucoma puede visitar nuestra sección específica de esta patología.

En caso de que piense que puede tener glaucoma, no dude en consultarnos o pedir cita para realizarse una revisión ocular.

Entrevista a la Dr. Paloma Martínez de Carneros sobre el glaucoma en RTVE

Comments are closed.