trabeculectomia

Trabeculectomía. ¿Qué es y en qué consiste?

En artículos anteriores hablábamos sobre la enfermedad de glaucoma, caracterizada por un aumento en la presión intraocular, debido a un mal funcionamiento del sistema de drenaje del ojo.

Este aumento de la presión daña a una parte muy sensible del globo ocular denominada nervio óptico, provocando la pérdida de visión.

Para la disminución de la presión ocular se recurre, entre otras técnicas, a la trabeculectomía.
Les informamos en qué consiste esta técnica quirúrgica en el artículo de hoy.

¿Qué es trabeculectomía?

La trabeculectomía es una técnica quirúrgica de las más utilizadas para obtener el descenso de la presión intraocular en el tratamiento del glaucoma.

Esta está indicada en todo tipo de glaucoma y se puede repetir hasta tres veces en el mismo paciente. Su eficacia va a depender de su seguimiento y control postoperatorio.

Este tipo de cirugía está indicada en:

  • Glaucoma no controlado con tratamiento farmacológico.
  • Presiones basales muy elevadas.
  • Necesidad de lograr una tensión intraocular baja.
  • Falta de cumplimiento.
  • Mala tolerancia al tratamiento.
  • Pacientes jóvenes.

¿En qué consiste la técnica quirúrgica de trabeculectomía?

Esta técnica consiste en la creación de una salida directa entre la cámara anterior del ojo (situada entre la córnea y el iris) y el espacio subconjuntival (porción anterior del ojo). Esta vía permitirá el paso del humor acuoso para reducir la presión intraocular.

Para ello se crea una ampolla filtrante que permite al humor acuoso mezclarse con la película lagrimal para su correcta eliminación.

técnica quirúrgica para tratamiento del glaucoma

Operación de glaucoma mediante trabeculectomia

Los pasos que se siguen para realizar la cirugía de glaucoma son los siguientes:

  1. Tras poner anestesia (tópica u orbitaria) se coloca el globo ocular en la posición más adecuada para facilitar la cirugía, y se realiza una abertura en la conjuntiva para poder llegar a realizar un tapete en la esclera.
  2. Antes de realizar la trabeculectomía en sí, se realiza una lenta descompresión del globo, facilitando una vía de acceso para la reposición de la cámara anterior al final de la cirugía.
  3. Una vez realizada la descompresión se extrae un fragmento de espesor total partiendo de la córnea y que llegue hasta la esclera. Su tamaño debe estar relacionado con el del tapete realizado anteriormente.
  4. El siguiente paso que se realiza es una iridectomía, para comunicar las cámaras anterior y posterior del ojo, y se sutura el tapete realizado para regular la salida del humor acuoso.
  5. La sutura conjuntival es una parte importante de la trabeculectomía que puede determinar el éxito o el fracaso de la cirugía. Es necesario un cierre hermético que evite filtraciones anómalas del humor acuoso en el postoperatorio.
  6. Una vez suturada la conjuntiva, algunos cirujanos efectúan un lavado de la cámara anterior con solución salina que permitirá eliminar restos hemáticos, y simultáneamente comprobar el funcionamiento del procedimiento filtrante y visualizar la formación de una correcta ampolla de filtración subconjuntival.

Postoperatorio

Al final de la cirugía se puede inyectar un antibiótico y un colirio y se instilan colirios o pomadas que incluyan antibióticos, corticoide y un midriático ciclopléjico.

Normalmente durante las 24 horas primeras se ocluye el ojo con un vendaje y posteriormente se tiene que realizar el primer control.

El postoperatorio va a consistir en la instilación de diferentes tipos de gotas.

Se administran antibióticos y corticoides tópicos:

  • Los corticoides se pautan inicialmente con una frecuencia de 5-6 veces al día y un descenso paulatino según la evolución del paciente.
  • El tratamiento esteroideo se suele seguir al menos durante 6 semanas.

También se utilizan colirios midriático-ciclopléjicos durante las primeras semanas tras la cirugía para relajar el músculo ciliar, desplazar el diafragma iridocristaliniano hacia atrás y reducir el riesgo de hipotalamia.

El postoperatorio de cirugía y su correcto seguimiento y control va a ser fundamental para la eficacia de la trabeculectomía.

La Clínica Oftalmológica Martínez de Carneros cuenta con especialistas en glaucoma que emplean esta técnica dentro de las posibilidades a la hora de abordar la operación de glaucoma.

¿Necesita más información sobre el Glaucoma? Consulte nuestros artículos relacionados con el glaucoma.

Bibliografía:

  • Trabeculectomía. JL. Urcelay, PC. Fernández-Vila, B. Monsalve. IV Cirugía filtrante. Annals d’Oftalmologia 2015;23(4):52-60
  • European Glaucoma Society. Incisional surgery. En: Heijl A, Traverso CE, editores. Terminology and guidelines for glaucoma. European Glaucoma Society. Savona, Italy: Editrice Dogma 2008. p. 153-7. Más información en inglés: Aquí