tumores palpebrales portada

Tumores palpebrales, ¿Tienes bultos o verrugas en los ojos?

¿Qué es un tumor palpebral?

Los tumores palpebrales son masas irregulares de tejido que aparecen en los párpados o en la órbita, y pueden ser benignos o malignos.

¿Qué tipos de tumores existen?

Existen dos tipos de tumores:

  1. Palpebrales: se encuentran en la piel de los párpados o vías lagrimales.
  2. Orbitarios: se encuentran en la cavidad orbitaria, que es la parte que recubre el ojo y está formada por músculos y vasos, por lo que su acceso suele ser más dificultoso.

Los tumores orbitarios suelen tener un origen congénito y es importante un buen diagnóstico y un tratamiento precoz, ya que, en casos avanzados, el tiempo es un factor muy importante para salvar el ojo, la visión de éste, incluso la vida de la persona.

En los tumores orbitarios debemos tener en cuenta síntomas como:

  • Dolor ocular
  • Desplazamiento del globo ocular hacia afuera
  • Pérdida de visión
  • Dificultad en la movilidad del ojo

A su vez, estos dos tipos de tumores pueden ser benignos o malignos.

tumores palpebrales

Normalmente las lesiones benignas no suelen sufrir ningún cambio de tamaño, ni color, durante un largo período de tiempo.

Los malignos suelen aparecer de manera repentina y normalmente el crecimiento es rápido y anormal. En ocasiones producen picor o sangrado, por lo que es aconsejable visitar a un especialista oftalmólogo en la mayor brevedad posible.

¿Cuáles son las causas de los tumores en el párpado?

Los tumores palpebrales suelen ser muy comunes en la población. Gran parte de ellos son benignos, y se pueden tratar quirúrgicamente mediante intervenciones muy sencillas, sin dejar ninguna cicatriz visible.

Normalmente suelen mostrarse como una pequeña masa, bulto en el ojo o bulto en el párpado, verruga o abultamiento. Pueden ser planos o con relieve, y no suelen ser dolorosas, por lo que no se suele dar importancia cuando aparece. Pero siempre es recomendable que lo vea un oftalmólogo.

verrugas en los ojosEl crecimiento puede ser más lento o más rápido, dependiendo del tipo de tumor que sea.

Debe visitar al oftalmólogo siempre que vea:

  • Sangrado
  • Crecimiento irregular de los bordes
  • Ulceraciones

Y se preguntará, ¿por qué se producen? ¿cómo puedo evitar que aparezca este tipo de lesiones?

Algunos tumores palpebrales o verrugas en los ojos se producen por una exposición solar, y suelen aparecer en personas mayores de 50 años de edad. Podemos evitar un mayor tiempo de exposición al sol,sobre todo en las horas más intensas, de 12h a 15h, horas que dedicamos por ejemplo, a tomar el sol, al ocio, o por trabajo. Debemos protegernos de éste mediante protectores solares y el uso de gafas de sol.

bulto en el ojo derecho

Las personas con fototipos bajos, como 1 o 2, personas de piel muy clara, tienen más riesgo a sufrir este tipo de lesiones o tumores palpebrales.

Debemos observar signos de alarma como:

  • El tamaño.
  • Cambio de color o enrojecimiento.
  • Escozor o sangrado, para visitar cuanto antes a nuestro oftalmólogo.

¿Cómo puedo saber si tengo un tumor palpebral u orbitario? ¿Qué síntomas me produciría?

Los tumores palpebrales suelen aparecer como verrugas en los ojos o pequeños bultos en el ojo. El paciente no le suele dar importancia, ya que su crecimiento puede ser lento y normalmente no manifiesta ningún tipo de síntoma ni molestia, salvo picor o escozor en ocasiones.

El paciente suele visitar al especialista cuando el tumor ha aumentado de tamaño y su extracción es más difícil. Por ello, al visualizar cualquier verruga o bulto en el párpado o en el ojo, debe visitar al oftalmólogo para que valore qué tipo de tumor es y cómo debe actuar.

Los tumores orbitarios suelen ser diferentes a los tumores palpebrales, ya que este tipo de tumores se localizan dentro de la cavidad orbitaria y los síntomas son totalmente diferentes.

bulto en el ojo

El paciente puede observar que el ojo ha sobresalido de la órbita, que le cueste mirar hacia los lados, o que su visión sea doble. Estos síntomas suelen ser más alarmantes para el paciente, por lo que suele visitar a un especialista antes que con cualquier tumor palpebral. Los diagnósticos de los tumores orbitarios suelen ser más precoces.

Tratamientos de los tumores palpebrales:

Normalmente los tratamientos son quirúrgicos, pero varían dependiendo del tipo de tumor, ya sea una verruga en el párpado, un bulto en el párpado o un bulto en el ojo, afectando o no al globo ocular…

Si son tumores palpebrales benignos y de menor tamaño, se pueden extirpar con mayor facilidad, siempre con un posterior estudio de éste. Hay otros de mayor tamaño que pueden llegar a necesitar cirugías más complejas.

Los tumores malignos deben quitarse por completo y enviarlo a analizar para un posterior estudio.

Cuando se extirpa por completo un tumor palpebral maligno, incluso los bordes y tejido sano de la periferia, es muy complicado que ese tumor palpebral maligno vuelva a crecer. A pesar de ello, el especialista realizará un seguimiento del proceso para ver la evolución y el estado de dicha cirugía, y así observar si vuelve a crecer cualquier verruga o bulto anómalo.

En referencia a los tumores orbitarios el tratamiento es diferente, ya que depende de qué tipo de tumor sea. Como hemos explicado antes, la localización suele ser de más difícil acceso y no en todos los casos se puede extirpar. Cuando un tumor no se puede extirpar, se llevará un riguroso seguimiento de éste para saber cómo actuar en cualquier momento.

En ocasiones, el tratamiento puede ser radioterapia o quimioterapia.