biometría ocular

Biometría ocular: qué es y cómo se hace

La biometría ocular se trata de una prueba diagnóstica, con la cual se calcula la potencia de la lente intraocular durante la cirugía de cataratas.

¿Qué es una biometría ocular?

La biometría ocular se sirve de distintos parámetros medidos como son la longitud axial del ojo (cuyo parámetro también es importante de cara al control de la miopía progresiva, siendo otra de las utilidades de dicha técnica), la profundidad de la cámara anterior (que es la distancia entre la parte más posterior de la córnea y el iris) y la queratometría corneal (o medida de la curvatura corneal).

Biometria ocular como se hace

Tipos de biometría ocular:

Para obtener estos datos existen varios tipos de biometría ocular:

1. Biometría mediante interferometría de coherencia parcial

La biometría mediante interferometría de coherencia parcial es una técnica poco agresiva, no necesita anestésico porque no se contacta con el ojo del paciente y nos da unos excelentes resultados en cuanto a la medición de los diferentes parámetros. Para ello se basa en la utilización de haces de luz que atraviesan todas las estructuras oculares.

Es importante destacar que, como cualquier prueba diagnóstica tiene sus limitaciones, como en los casos de calcular una lente intraocular en pacientes con hemorragias activas o cualquier lesión que impida que los haces de luz atraviesen correctamente las estructuras oculares, como puede ser una catarata muy madura.

Entre los beneficios de esta técnica tenemos:

  • No hay contacto directo con el ojo, por tanto, no hay que anestesiar el ojo ni dilatar la pupila.
  • Dado lo primero, hay menos riesgo de infección y menos molestias.
  • La medición es muy rápida y fácil de repetir.

Menor error en la detección de ojos, ya que el sistema reconoce cuál es el izquierdo y cuál el derecho, limitando así el error humano.

La biometría del globo ocular se ha de realizar antes de la implantación de la lente intraocular, permitiéndonos seleccionar la potencia adecuada de la lente con el fin de formar una imagen lo más nítidamente posible en la fóvea (zona de la retina con máxima agudeza visual). Además, una vez colocada, también nos sirve para controlar la correcta posición de la lente.

La forma en la que se realiza es muy sencilla. El paciente se coloca delante del biómetro, a continuación, se le pide que coloque la barbilla y la frente en las estructuras diseñadas a tal fin y que mire fijamente al punto de fijación, que en este caso suele ser un punto de color rojo.

Una vez colocado el paciente, se empiezan a tomar las distintas mediciones, empezando con la queratometría, a continuación, con la longitud axial. Todas estas series de mediciones son guiadas por el propio biómetro, reduciendo al mínimo el error humano.

2. Biometría mediante ultrasonidos.

La biometría por ultrasonido: es una técnica que nos permite calcular distancias intraoculares gracias a un haz de ultrasonidos de alta frecuencia.

Estos haces son capaces de producir eco al colisionar con las estructuras intraoculares, siendo, estos ecos, captados e interpretados por la máquina de ultrasonidos mediante la aplicación de fórmulas físicas. Gracias a esta emisión de ultrasonidos y a la captación de ecos, se calcula la longitud axial.

Este método es especialmente útil, sobre todo en aquellos casos, en los que la técnica por interferometría parcial, nos era menos precisa, es decir, aquellos casos en los que halla alguna hemorragia vítrea o cataratas muy maduras.

prueba de biometria ocular para cataratas

Existen dos métodos para realizar la biometría por ultrasonido, como son el método de aplanación o contacto y el método de inmersión:

  • Método de contacto: esta técnica precisa el contacto directo con el globo ocular. Para la medición es importante que la sonda esté colocada perpendicularmente a la córnea para que sea lo más exacta posible. Se deben realizar al menos 5 mediciones en cada ojo.
  • Método de inmersión: en este caso se coloca la sonda sobre un cilindro y este se coloca en el ojo del paciente. Además, se le pide al paciente que centre la vista en la sonda.

La biometría por ultrasonido es una técnica en la que el principal punto a favor es la facilidad de acceso y su gran utilidad en medios opacos, sin embargo, son profesional dependiente, requiriendo una preparación especial para que la presión sobre la córnea sea lo más leve posible y obtener los resultados más precisos.

Si bien es cierto que se utiliza principalmente en la cirugía de cataratas, también es conveniente mencionar que, en determinados pacientes, también es necesaria en la cirugía refractiva, bien para la valorar la colocación de una ICL, siendo la técnica más empleada en cirugía refractiva en alta miopía.

La biometría, por lo tanto, es una técnica fiable, segura y de gran utilidad en determinados escenarios clínicos, como son la cirugía de cataratas para la colocación de la lente intraocular, como en la cirugía refractiva en alta miopía.

En nuestra clínica disponemos ambas técnicas de biometría para, valorando de forma personalizada cada caso, optar por la mejor opción diagnóstica para cada uno de nuestros pacientes.

¿Para qué se utiliza la biometría ocular?

La biometría ocular se trata de una prueba imprescindible antes de someterse a una operación de catarata o una cirugía refractiva mediante un implante de lente intraocular en los casos de miopía muy alta (cristalino transparente). Ya que nos permitirá calcular la potencia que ha de tener dicha lente.

imagen de biometría ocular

Por otro lado, mediante la biometría podemos hacer un seguimiento de control en la miopía progresiva.

¿Cómo se hace una biometría ocular?

Como explicábamos al principio del articulo existen diferentes tipos de biometrías oculares, por lo que no todas se realizan de la misma forma:

La biometría mediante interferometría de coherencia parcial: se basa en la utilización de halos de luz que atraviesan todas las estructuras oculares

La biometría por ultrasonido:

  • Método de contacto: esta técnica precisa el contacto directo con el globo ocular.
  • Método de inmersión: en este caso se coloca la sonda sobre un cilindro y este se coloca en el ojo del paciente.