¿Degeneración macular? Descubre qué vitaminas y suplementos te ayudan a enlentecer su progresión.

¿Qué son las vitaminas para la degeneración macular y por qué ayudan a enlentecer esta enfermedad ocular?

¿Qué son las vitaminas para la degeneración macular y por qué ayudan a enlentecer esta enfermedad ocular? La DMAE (degeneración macular asociada a la edad) se manifiesta de dos maneras distintas; la degeneración macular húmeda y la degeneración macular seca. 

La primera, la DMAE húmeda precisa de un tratamiento a base de fármacos anti angiogénicos descubierto en 2006. La degeneración macular seca por otro lado, afecta al 80% de las personas diagnosticadas con DMAE. 

Actualmente no existe un medicamento que trate directamente la degeneración macular seca. Es por eso mismo que muchos oftalmólogos recomiendan el consumo de vitaminas. 

Las vitaminas para la DMAE seca, forman parte del único método con capacidad de enlentecer la enfermedad ocular reduciendo la probabilidad de aparición de este hasta un 25%.

Vitaminas para la degeneración macular, ¿realmente funcionan?

Aunque hay cierta polémica que rodea este asunto, especulando sobre su verdadera eficacia y la veracidad de las fuentes que promueven estos mensajes, contamos con el apoyo de dos grandes estudios (AREDS y AREDS2) que respaldan el uso de este tratamiento mediante una mezcla muy concreta de suplementos y vitaminas para los ojos. 

El estudio AREDS2 comenzó en el año 2006 y finalizó 6 años más tarde, en 2012, se realizó a 4203 personas diagnosticadas con DMAE seca a distintos niveles, en un rango de edad entre los 50 y los 80 años. 

La conclusión de este nuevo estudio presentó una formulación mejorada de vitaminas y suplementos para la degeneración macular y la retina en relación al anterior estudio (AREDS). 

Es importante recordar que la combinación recomendada por AREDS2 no es una cura para la DMAE, si no un tratamiento constante que puede ser de gran ayuda para frenar y retardar el problema ocular en personas que padecen de DMAE temprana o intermedia. 

Sabiendo esto, he aquí la combinación sugerida: 

  • Vitamina C (ácido ascórbico – 500 mg) 
  • Vitamina E (400 unidades internacionales – UI) 
  • Luteína (10 mg) Zeaxantina (2 mg) 
  • Zinc (óxido de zinc – 80mg) 
  • Cobre (óxido de cobre – 2mg)

En fármacos o alimentos: ¿cómo tomar vitaminas para la degeneración macular?

No se precisa de receta médica para adquirir las vitaminas recomendadas para el tratamiento de la degeneración macular. Existen a día de hoy una gran variedad de complejos vitamínicos desarrollados con el propósito de completar dietas carentes de algunos nutrientes.

Aunque, hay muchos pacientes que hacen uso de estas vitaminas sin necesidad de ello, a la par que hay muchos otros que podrían encontrar un claro beneficio en el consumo de estas vitaminas y no lo hacen.

Por lo general, en lo que a los ojos respecta, una dieta sana y equilibrada debería bastar para proveer los nutrientes requeridos para mantener una visión saludable. Sin embargo, la incorporación de estos complejos vitamínicos a su dieta, deberían ser consultados primero con un profesional sanitario.

La importancia de consultar con un oftalmólogo si ha de incluir estas vitaminas en su día a día o no, se debe a la diferencias y variaciones que pueden mostrarse de un caso a otro, haciendo aún más relevante una recomendación específica de vitaminas adecuadas a su caso concreto de DMAE.

Si aun no padeciendo de DMAE u otras patologías oculares, queremos incorporar a nuestra dieta vitaminas que aporten el bienestar a nuestros ojos, estos son una serie de alimentos que podemos añadir a nuestro día a día:

Vitamina A
Carnes como el hígado, algunos pescados y los productos lácteos son alimentos clasificados como fuentes de vitamina A. Las verduras como las zanahorias o las verduras de hoja verde (col, apio, borraja, canónigos, espinacas, lechugas, etc.) también ejercen como proveedores de esta vitamina. 

Vitamina C
Ciertos estudios sugieren que dos buenas maneras de disminuir la pérdida de agudeza visual y el desarrollo de la degeneración macular en un 19% y un 25%, respectivamente, consiste en la ingestión de 500mg de vitamina C diariamente.
Podemos encontrarla en como ya bien sabemos, las naranjas, pero otras fuentes de esta vitamina también son los limones, los tomates, o las verduras de hoja verde, entre tantos otros. La vitamina C es vulnerable al calor, por lo que, si es nuestra intención consumir estos alimentos con el propósito de nutrir nuestro cuerpo con dichas propiedades, hemos de tomarlos crudos 

Vitamina E
La vitamina E destaca en alimentos como son los aguacates, las acelgas, las espinacas y una selección de frutos secos. El aceite de oliva, un elemento básico de la dieta del mediterráneo es una fuente muy importante de la vitamina E, aunque ha de ser virgen extra si verdaderamente deseamos aprovechar los beneficios que este aporta.

En conclusión, el consumo de estas vitaminas y nutrientes sumados y tomando como objetivo el bienestar de nuestra visión es vital para así poder disfrutar de una buena vista durante años, libre de enfermedades oculares asociadas a la edad.

No olvidemos la severa importancia de acudir a revisiones periódicas a tu clínica oftalomológica para mantener un buen control del estado actual de nuestra visión y en caso de ser necesario, poder actuar con antelación, adelantándonos a posibles enfermedades que puedan surgir.