diferencia entre opometrista oculista y oftalmologo

¿Cuál es la diferencia entre optometrista, oculista y oftalmólogo?

En el mundo de la medicina nos encontramos con una especialidad médica que trata cada área de nuestro cuerpo, por ejemplo, dermatólogo para la tratar problemas en la piel o cardiólogo para los del corazón.

Sin embargo, en el campo de la oftalmología existen varias connotaciones que dan lugar a confusión como es el caso de: oftalmólogo, oculista, óptico y optometrista.

En el artículo de hoy le aclaramos la diferencia entre cada uno de ellos, a qué especialista acudir y qué función tiene cada uno.

Principales diferencias entre:

Oftalmólogo / Oculista

El oftalmólogo, comúnmente denominado oculista o médico de los ojos, es graduado en medicina y especializado vía MIR bajo una oposición del Estado, en los ojos y la vista, por lo tanto, el profesional que diagnostica y da tratamiento a aquellas enfermedades relacionadas con:

  • Ojos
  • Párpados
  • Aparato lagrimal
  • Músculos extra oculares
  • Vía óptica hasta el cerebro

El médico que se especializa en oftalmología, además, puede subespecializarse en alguna de las áreas de esta rama como:

Gracias a estos conocimientos adicionales, el oftalmólogo tiene la capacidad de tratar condiciones de una complejidad mayor o de unas características específicas en áreas del ojo determinadas.

Por todo ello, podemos concluir que no existe diferencia entre oftalmólogo y oculista, ya que estamos hablando del mismo especialista.

Óptico – Optometrista

El óptico está graduado en optometría, es decir, está especializado en:

  • Corrección de trastornos refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismos, vista cansada o presbicia).
  • Los procesos de percepción del ojo.
  • Relación entre el ojo y actividades como el aprendizaje, el trabajo o el ocio.

Por lo tanto, con esta formación el óptico-optometrista realizará funciones de atención primaria de la visión tales como:

  • Exámenes oculares.
  • Prescripción y adaptación de gafas y lentillas.
  • Determinar el correcto funcionamiento de la parte del ojo que desempeñan la función:
    • De enfocar las imágenes que percibimos (acomodativa)
    • Ocular-sensorial-motora
    • Perceptual
  • Entrenamiento y terapia visual, en aquellos casos en los que el paciente lo necesite.
  • Procedimientos para prevenir anomalías y lesiones oculares.
  • Detectar, pero no diagnosticar ni tratar, enfermedades oculares. Una vez sospechada por éstos se remitirá el paciente al médico oftalmólogo, en caso de ser necesario.
  • Venta y adaptación de gafas y lentes de contacto.
  • Ayudas de baja visión.

Por lo tanto, la principal diferencia entre oftalmólogo y optometrista, es que el optometrista no es médico, es decir, no puede diagnosticar patologías oculares, recetar medicamentos, ni echar en el ojo ningún tipo fármaco sin la supervisión de un médico.

Lo ideal es que ambos profesionales colaboren de forma conjunta, involucrándose más el oftalmólogo en la parte clínica y el óptico en la visión. De esta manera el óptico-optometrista puede actuar como un primer filtro de detección de cualquier patología ocular, derivando a un oftalmólogo.

¿Cuándo acudir a cada uno de ellos?

Deberá acudir al oftalmólogo:

1.- Cuando se encuentre ante cualquiera de los siguientes síntomas, ya que cualquiera de estos síntomas podría afectar a la visión gravemente.

  • Pérdida de visión.
  • Enrojecimiento de los ojos.
  • Dolor ocular.
  • Ojo seco.
  • Lagrimeo.

2.- En aquel caso en el que quiera realizarse una exploración ocular completa, sobre todo en aquellos casos en los que existan antecedentes familiares de enfermedades oculares genéticas.

3.- En el caso de querer someterse a cualquier tratamiento ocular consistente en:

  • Administración de fármacos.
  • Cirugía de cataratas.
  • Cirugía refractiva con tratamiento quirúrgico láser.
  • Desprendimiento de retina.
  • Traumatismos.

Desde la Clínica Oftalmológica Martínez de Carneros aconsejamos acudir al oftalmólogo cada 2 años antes de los 40 años y una vez llegados a esta edad, anualmente.

El papel del optometrista es importante a la hora de sospechar precozmente enfermedades oculares, ya que, en muchos casos, va a ser el primer especialista que atenderá al paciente que acude a un examen ocular o a una revisión de las gafas.

Éste podrá detectar una enfermedad que posteriormente será diagnosticada y tratada de la forma indicada por el médico oftalmólogo.

En la Clínica Martínez de Carneros contamos con un amplio equipo tanto de ópticos, como de oftalmólogos, trabajando conjuntamente, con el fin de garantizar la salud visual del paciente.Ante cualquier duda o consulta no dude en pedir información o solicitar una cita a través del teléfono 915 77 88 00.

Dejar un comentario