motilidad ocular

Motilidad Ocular

La motilidad ocular es una propiedad, gracias a la cual, se aumenta el campo visual efectivo, tanto monocular como binocular, así como nos permite mantener la imagen enfocada en la fóvea y mantener la alineación de los ojos, evitando diplopías o visión doble.

El papel del sistema motor en la motilidad ocular:

El sistema motor se encarga de realizar las siguientes acciones:

  • Ducciones: movimientos monoculares (de un ojo en los ejes)
  • Versiones: movimientos binoculares conjugados.
  • Vergencias: los dos ojos se mueven de forma sincrónica y simétrica en la misma dirección y sentido opuesto
  • Convergencias: hay una convergencia fisiológica cuando miramos de cerca.

Leyes que explican estas patologías:

  • Ley de Sherrington o de inervación recíproca: explica el manejo de los músculos oculares, ya que cuando un músculo se contrae, su antagonista se relaja, lo que explica las ducciones, haciendo el movimiento armónico y equilibrado
  • Ley de Herring o de igualdad inervacional: explica las versiones. Los músculos yunta reciben una inervación y excitación similar, esto es, que, si contraigo el recto medial de un ojo, el recto lateral del otro se contrae, con el fin de mirar hacia un lado.

¿Qué es la visión binocular?

El humano consigue la visión binocular gracias a que es capaz de enfocar en ambos ojos, sobre la fóvea el objeto que observa, consiguiendo un procesamiento cortical correcto. Con esto se consigue que la imagen que se percibe sea única (fusión) y permite la imagen en 3D o estereopsis.

¿Cómo se produce la visión binocular?

Para que esta visión se produzca se necesitan dos procesos en paralelo:

  • Fusión motora: manteniendo los ojos correctamente alineados
  • Fusión sensorial: combinación de las imágenes de cada ojo en una única imagen binocular estereoscópica.

¿Dónde se efectúan estos procesos?

El encéfalo es plástico y vulnerable a cualquier problema en el desarrollo. La estimulación temprana con una imagen retiniana clara en cada ojo y la alineación ocular correcta permite: una fusión motora binocular, buena agudeza visual y estereopsis. El movimiento ligeramente incoordinado de los ojos en el recién nacido es normal hasta que alcanzan la fusión motora (a los 3 años).

problemas de motilidad ocular

¿Qué alteraciones visuales son las propias de la motilidad ocular?

Cuando existe disfunción de los movimientos oculares, se producen una serie de problemas como son los siguientes:

Estrabismo

¿Qué es el estrabismo?

Se trata de una pérdida del paralelismo de los ojos. Debido a esto, la imagen se forma en la fóvea en un ojo, mientras que en el otro no. En este caso el paciente puede notar una menor capacidad para observar objetos en 3D o estereopsis y diplopía.

La importancia de diagnosticar un estrabismo radica en que ha de ser corregido antes de los 8 años de edad, en la cual el cerebro aún tiene la plasticidad suficiente como para corregir el defecto visual.

Hay que tener en cuenta que, si la imagen no se forma en la fóvea, esta tiende a verse doble (diplopía) o no aparece la fusión, teniendo problemas en la visión en profundidad.

Entre los mecanismos que se tienen para adaptarse la diplopía se encuentra la supresión cortical, que hace que el ojo estrábico en niños se tienda a obviar, produciendo una ambliopía estrábica u ojo vago.

Otra de las consecuencias es que se produzca una correspondencia retiniana anormal, debido a la gran plasticidad durante la infancia, siendo estimulada una pseudofóvea y produciendo una menor agudeza visual.
Otro mecanismo adaptativo sería la tortícolis, mediante la cual se intenta girar la cabeza con el fin de estimular justo en la fóvea.

Para poder explicar el estrabismo debemos conocer los siguientes conceptos:

  • Heteroforia: desviación latente de los ejes visuales, compensada con mecanismos funcionales. Siempre puede convertirse en un estrabismo.
  • Heterotropia: desviación manifiesta de los ejes visuales al fijar sobre un punto.
  • Endotropia: desviación en adducción. Estrabismo convergente.
  • Exotropia: desviación en abducción. Estrabismo divergente.
  • Hipotropia: desviación hacia abajo. Menos frecuente y en niños mayores.

¿Cómo afecta el estrabismo? ¿Puede afectar a ambos ojos?

El estrabismo puede ser de un solo ojo o de los dos.

  • Si es de un solo ojo puede implicar mayor gravedad, pues el cerebro termina por olvidarse del ojo estrábico para que no llegue esta imagen
  • Si es de los dos ojos, debemos tener en cuenta que pueden ser fijos, o alternantes, siendo estos últimos menos frecuentes.

¿Cómo se diagnostica el estrabismo?

Para el diagnóstico tenemos:

  • Reflejo corneal o (Hirschberg)
  • Cover test
  • Valoración de los MOEs mediante ducciones y versiones
  • Valoración de estereopsis
  • Realización de un fondo de ojo

¿Cuáles son las causas del estrabismo?

Pueden ser por diferentes factores, entre los que se encuentran factores genéticos, enfermedades oculares como los errores de refracción (estrabismo acomodativo por hipermetropía), enfermedades del sistema nervioso (leucomalacias periventriculares de los prematuros), enfermedades metabólicas y mitocondriales, restrictivos (miopes magnos) y tiroideos (enfermedad de Graves-Basedow)

¿Cuál es el tratamiento para el estrabismo?

  • Tratamiento de la ambliopía
  • Corregir el error de refracción
  • Forzar el uso del ojo ambliope mediante: oclusiones, penalizaciones y tratamiento de la desviación)
  • Cirugía: se basa en la resección muscular. Fortalecemos el músculo y así tira más
  • Toxina botulínica: transitoria.

Nistagmo

motilidad del globo ocular

¿Qué es el nistagmo?

Es un movimiento de vaivén, rítmico e involuntario de los ojos. Existen varios tipos:

  • Nistagmus neurológico
  • Nistagmus sensorial: debido a la privación al cerebro de información por un defecto aferente en el sistema de control de la fijación ocular.
  • Nistagmus motor idiopático: el de mejor pronóstico.

¿Cuál es su diagnóstico?

Uno de los nervios que inervan la musculatura ocular es el nervio oculomotor, por tanto será uno de los que habrá que valorar en aquellas patologías en las que haya una disfunción de los movimientos oculares. Además de una valoración en profundidad de la retina, y en especial del nervio óptico.

Si padece algún problema de motilidad ocular, o nota los síntomas antes descritos, lo aconsejable es acudir a su oftalmólogo.

En nuestra clínica se le valorará, primero mediante la realización de una historia clínica oftalmológica exhaustiva, a continuación un examen ocular completo, primero por parte de nuestro equipo de optometría, altamente cualificado en cualquier patología ocular, así como en la corrección de cualquier tipo de error refractivo y en terapia visual.

Una vez visto por optometría, pasará a continuación con un Dr o Dra especialista en problemas de motilidad ocular, que le dará el diagnóstico y el tratamiento adecuados a su caso.