Oftalmología pediátrica

Miopía en niños

Miopía en niñós, ¿Qué es y cuáles son los síntomas?

La miopía es un defecto refractivo en el cual, la imagen se proyecta por delante de la retina y se produce mala visión a media y larga distancia. En la mayoría de casos esto se debe a una mayor longitud axial del ojo.

De manera habitual los rayos de luz se proyectan sobre la retina, la cual se encuentra en la parte posterior del ojo. La miopía generalmente se inicia durante la etapa escolar. 

El diagnóstico es por tanto fundamental, ya que la miopía puede ser causa del fracaso escolar debido a que los niños no ven correctamente. Su corrección mediante el uso de gafas o lentes de contacto mejora su calidad de vida. Para ello es recomendable que los niños sigan revisiones periódicas oftalmológicas para detectar desde una edad temprana las posibles anomalías refractivas. 

Tipos de miopía en los niños:

Principalmente conocemos dos tipos de miopía infantil, hereditaria y adquirida:

  • Miopía hereditaria: ésta es debida a la genética, los niños heredan el defecto refractivo de los padres. Pueden nacer con algunas dioptrías que irán aumentando con los años. 
  • Miopía adquirida: es desarrollada por los niños durante la etapa escolar. 

Síntomas de la miopía infantil.

Los síntomas que encontramos en los niños con miopía son: 

  1. Acercarse a los objetos, libros 
  2. Preferir ver la televisión, ordenador de cerca
  3. Entornar los ojos para ver de lejos y así enfocar mejor
  4. No distinguir a las personas a cierta distancia 
  5. Cansancio visual 
  6. En ocasiones presentar dolor de cabeza 
  7. Parpadear con mucha frecuencia 

oftalmólogo niños madrid

Detección de la miopía: 

La detección de la miopía en niños a veces es complicada ya que en muchas ocasiones los niños no manifiestan que vean mal de lejos y puede que no sepan verbalizar el problema cuando son pequeños. 

Para detectar los problemas de refracción, se realiza la evaluación de agudeza visual con cada ojo por separado; dependiendo de la edad y las capacidades del niño, se utilizan distintos optotipos (dibujos, números, letras).

Para valorar la refracción se suele realizar una graduación bajo cicloplejia, en la cual obtenemos la graduación exacta del paciente ya que se paraliza el musculo ciliar del ojo y con ello se detiene la acomodación. Para conseguir esto se instila unas gotas en el ojo que dilatan la pupila y paralizan el musculo. El efecto de las gotas generalmente dura unas 24 horas y se produce visión borrosa sobre todo de cerca que irá mejorando paulatinamente, y también pueden presentar picor ocular y fotofobia (sensibilidad a la luz). 

clinica oftalmológica infantil

En casos de niños menores de dos años se utiliza el test de mirada preferencial para discriminar alteraciones en la visión. 

Cómo prevenir la miopía infantil: 

Debido a que en ocasiones la miopía es hereditaria, no existe prevención propiamente dicha. Pero es cierto que seguir un proceso de higiene visual y un tratamiento óptico correcto, mejora la evolución la misma.

  • Higiene visual:
    • Mantener un buen estado de salud
    • Pasar tiempo al aire libre ya que de esta forma se trabaja la visión a distancia. 
    • Realizar ejercicio.
    • En la realización de trabajos de cerca, y trabajos escolares es necesaria una buena iluminación y si es posible que sea natural. 
    • Limitar el uso de pantallas como ordenadores, tablets, teléfonos móviles…
    • Dentro de la higiene visual, es clave la alimentación de los niños. Ésta debe ser saludable y variada. Son imprescindibles en la dieta de los niños los ácidos grasos omega-3, las vitaminas A, C y E… para ello la dieta tiene que contar con pescado, frutas, verduras…
  • Tratamiento óptico:

La corrección de la miopía se realiza con lentes negativas o divergentes, y esto puede ser a través de lentes de contacto o de gafas. Además a partir de cierta edad existe la posibilidad de cirugía. 

Hay estudios que demuestran que en ocasiones el uso de atropina a bajas dosis puede frenar y retrasar la progresión de la miopía; este tratamiento suele emplearse antes de acostarse mediante la instilación de una gota. La atropina no es necesario emplearla en todos los niños, solo en los que presentan un avance acelerado de la miopía; su uso no hace que el paciente pueda dejar de llevar sus gafas o lentes de contacto.                                                      Los pacientes que siguen este tratamiento no presentan efectos secundarios, solo un pequeño porcentaje puede tener enrojecimiento ocular. 

Oftalmólogo niños madrid

Desde nuestra clínica oftalmológica queremos destacar que realizar un diagnóstico precoz de los defectos refractivos como puede ser la miopía en niños es importante, ya que de esta manera se obtendrá una mejor calidad de vida para el niño. Por ello se deben realizar las revisiones periódicas y en caso de notar cualquier síntoma acudir a la unidad de oftalmología pediátrica para realizar una valoración exhaustiva.