Consejos oftalomológicos verano

Prepara tus ojos para el verano y el sol

¿Cuáles son los problemas visuales más frecuentes a causa del sol?

  • Aparición temprana de cataratas: la exposición prolongada al sol puede favorecer la aparición de cataratas.
  • Pínguelas o pterigión: es una patología ocular que se manifiesta en la parte más próxima al lagrimal, pudiendo alterar la transparencia de la córnea.
  • Degeneración macular: alteración en la zona de máxima visión del ojo, suele cursar con disminución de la agudeza visual.
  • Fotoqueratitis: se da por una alta exposición a los rayos ultravioleta, se producen pequeñas úlceras en la córnea.
  • Queratoconjuntivitis: se produce la inflamación de la córnea y la conjuntiva, puede producirse por la evaporación o poca producción de lágrimas
  • Cáncer de piel en parpados: tendremos que protegernos con sombreros gorros, gafas de sol y crema de protección solar.

Durante este periodo aumenta significativamente las infecciones oculares, un 20% más durante este periodo, por lo que tendremos que tener un correcto higiene y especial cuidado.

¿Cómo elegir unas gafas de sol adecuadas?

Las gafas de sol son más que un accesorio de moda, por lo que debemos elegir con especial cuidado el tipo de lente y filtro que vamos a utilizar para cuidar nuestros ojos a la exposición de la radiación UV. La mayoría de personas basan su elección en una cuestión puramente estética, según el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas el 30% de gafas utilizadas por los usuarios no superarían un control de calidad, a pesar de los daños irreversibles que pueden acarrear el uso de este tipo de gafas. Deberemos solicitar la ayuda de un especialista y fijarnos en:

  • Filtro de protección: una característica importante a tener en cuenta es la absorción y eliminación de la radiación ultravioleta del sol y del espectro no visible, es decir, la radiación UVA y UVB, sería recomendable eliminar el 100% de la radiación, ya que esta es perjudicial para el sistema visual.
  • Cuando se van a utilizar: dependiendo del uso que vayamos a darle tendremos que usar un tipo de lente.
  • Estado de nuestro sistema visual: un usuario operado de cataratas o cirugía refractiva tendrá que tener un especial cuidado a la hora de elegir un filtro.
  • Calidad de las lentes: siempre deben pasar los certificados de calidad para asegurarnos de estar debidamente protegidos.
  • Calidad de montura: cuanto más grande sea la montura más protegidos estarán nuestros anejos oculares uy laterales de la radiación solar. Con unas gafas pequeñas los parpados quedan al descubierto de la radiación nociva que resulta igual de peligroso y dañino.

También tendremos varios filtros de colores para elegir, que potenciaran nuestro sistema visual en diversas condiciones:

  • Marrón: este filtro aumenta el contraste y la profundidad de capo, ya que es capaz de filtrar las longitudes de onda correspondientes a las radiaciones azules. Se recomienda para deportes al aire libre y personas miopes.
  • Gris: respeta los colores naturales ya que trasmite uniformemente todas las longitudes de onda. Este tipo de filtro es indicado para conducir.
  • Amarillo: no es recomendable para conducir, ya que altera la percepción de colores, pero es de gran ayuda en días nublosos, con niebla etc.
  • Verde: nos permite la percepción de colores con poca alteración y sin variar la claridad de la visión. Son recomendables en el caso de deportes acuáticos y en el caso de los hipermétropes.
  • Naranja: no es apto para protegernos de la luz solar, pero no ayuda en condiciones de baja luminosidad ya que aumenta el contraste, como cuando conducimos con niebla o de noche.
  • Espejadas: protegen los ojos de la luz directa y de los reflejos producidas por el agua, la nieve, arena… puede bloquear la luz entre el 10y el 60% de la luz. Son recomendadas para realizar deportes al aire libre.
  • Polarizadas: ofrecen una visión nítida y definida, impide el paso de los oblicuos y permiten el paso de rayos verticales, de esta manera se evitan destellos y reflejos. Son muy recomendables para conducir.

No tenemos que confundir oscuridad con protección, una gafa con n cristal negro si no cumple con los requisitos de absorción. Comprar unas gafas de cristal negro en un mercadillo es más perjudicial que ir sin gafas, ya que de esta manera la pupila será de mayor tamaño y llegarán mayor cantidad de rayos UV, los responsables de producir alteraciones.

¿Cómo proteger la vista en verano?

  • Tendremos que protegernos con medios adicionales, como gorros, sombreros, viseras etc.
  • Evitar la exposición en horas de máxima radiación, entre las 12:00am a 16.00h.
  • Limpiar los ojos de manera frecuente, utilizando lágrimas artificiales, suero fisiológico etc, de arena, crema solar, polenes…
  • Tendremos que tener un especial cuidado en la protección de los niños, ya que están en pleno desarrollo de su sistema visual, por lo que tendremos protegerlos con gafas de sol homologadas cuando estén expuestos muchas horas al sol, en la playa montaña, etc. No deberemos abusar de las gafas de sol en este tipo de usuarios ya que puede producirles fotofobia en edades adultas.
  • Pero no debemos olvidar el cuidado de nuestros ojos el resto de año, las gafas de sol deben acompañarnos durante todas las estaciones, también en invierno. Durante este periodo tendremos que utilizar también gafas con el filtro adecuado, sobre todo si realizamos deportes de invierno como esquí o snowboard. A medida que aumentamos la altitud aumentan los riesgos por producidos por la radiación solar, aumenta un 5% respecto a la producida por el mar. Esquiar sin gafas o con unas no reglamentadas puede producir quemaduras en la córnea, cristalino y retina, úlceras crónicas, queratoconjuntivitis, etc. Estas lesiones no aparecen de inmediato, aparecerán con el tiempo y en la mayoría de los casos serán de carácter irreversible.
  • Tener una dieta variada y rica en vitaminas A, C, E, omegas y antioxidantes, ya que estos alimentos favorecen una buena salud visual.

Si tienes alguna consulta, no dudes en utilizar nuestra videoconsulta oftalmológica estés donde estés o pide cita directamente con nuestro equipo de oftalmólogos en nuestra clínica oftalfomológica en Madrid